El final de la campaña del aceite deja 674 parados más

El «mejor dato» en febrero desde 2007. El desempleo se sitúa en 806.764 personas, 6.595 menos que hace un año. Los sindicatos destacan que la subida del Salario Minimo Interprofesional no ha afectado en la creación de puestos de trabajo

Los trabajadores de Airbus en Sevilla en una concentración reciente contra los despidos anunciados y que engrosarán la lista del paro
Los trabajadores de Airbus en Sevilla en una concentración reciente contra los despidos anunciados y que engrosarán la lista del paro

En el contexto internacional pero con afección local, sin haber terminado de salir de la incertidumbre del Brexit, llega el pánico (también económico) del coronavirus. A ello se suma la situación propia estacional de la economía andaluza: el fin de la campaña del aceite golpeó el mercado laboral andaluz en febrero, con una marcada afección en Jaén y Córdoba que ha provocado un leve aumento del desempleo a escala regional, sumando 674 parados más. El total en Andalucía se sitúa en 806.764 personas en situación de búsqueda de trabajo. En un año, según el Ministerio de Trabajo, el paro se redujo en la región en 6.595 personas, un 0,81%. En términos relativos, Andalucía acaparó casi todo el descenso nacional de 7.806 parados. Otra lectura que evidencian las cifras del paro es que el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no ha llegado a afectar al desempleo, como se temía en determinados sectores, en vistas de que las cifras son mejores que las de otros años.

La economía andaluza hace equilibrios en el marco del debilitamiento general. Los datos de febrero han sido mejores de lo esperado, considerando la tendencia de debilitamiento generalizado. En Andalucía, la agricultura fue el sector más afectado por el desempleo en febrero, con 4.007 personas más en las listas. Precisamente, ante la crisis en el sector, la consejera del ramo, Carmen Crespo, señaló que la Junta «está al pie del cañón» con el campo y ve «insuficiente» el Real Decreto del Gobierno ante la crisis de precios. El colectivo sin empleo anterior creció en 2.296 personas. Se redujo el paro en Servicios (-4.304); Construcción (-1.175) y en la Industria (-150).

Por provincias, Jaén fue la peor parada con 4.498 parados más, un 9,4%, lo que deja la cifra total en 52.084. Córdoba, por su parte, registra 71.783 desempleados, con una subida de 1.584 personas, un 2,2% más. Por contra, bajó con fuerza en Huelva (-3.341 personas, un 6,7% por la fresa y los frutos rojos); también en el resto de provincias, con menor fuerza, salvo en Granada, donde aumentó en 741 personas y se situó en 83.150 desempleados. Así, Cádiz cuenta con 150.767 personas en búsqueda de empleo (-1.354, un 0,89%); Málaga, con 153.486 (-1.119); Sevilla, con 193.469 (-183); y Almería, con 56.111 (-152).

Por sexos, de los 806.764 parados registrados, más de la mitad fueron mujeres: 475.457; mientras que hombres fueron 331.307. En Jaén, la tasa de desempleo femenino es del 60,2%. La Seguridad Social ganó 3.592 afiliados, un 0,11%, hasta situarse en 3.138,816 personas. Se formalizaron 389.248 contratos, un 18% menos que en enero y un 1,9% menos que el pasado año. El paro en inmigrantes bajó un 1% en la comunidad, hasta situarse en 57.818 personas, un 2% más que el pasado año.

Desde la Junta, el vicepresidente Juan Marín y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, destacó que se ha registrado la menor subida del paro en febrero desde 2007, antes de la crisis. El secretario general de Empleo, Agustín González, apuntó que «la mujer protagoniza el descenso del paro en el último año, con el 80% de descenso de desempleo femenino, lo que significa que 4 de cada 5 son nuevas trabajadoras».

La CEA advirtió de que el desempleo se puede agravar si continúan aprobándose medidas «contra la flexibilidad del mercado laboral, como la subida del SMI en casi un 30 % en los dos últimos años y el aumento de las cotizaciones sociales». CC OO-A destacó que la industria y la construcción han venido a compensar el descenso en el sector primario. Para el sindicato, el aumento de parados ha sido «inferior al que se suele producir en febrero» en Andalucía. CC OO destacó que «se ha demostrado que la subida del SMI a comienzos de año no ha supuesto la destrucción de empleo y la ralentización del crecimiento económico». UGT-A reclamó medidas estructurales y la derogación de las dos reformas laborales. CSIF-A reclamó políticas para «crear empleo y converger más con España» y un cambio de modelo productivo para no depender tanto del sector primario o el turismo. Carmen Castilla señaló que «la economía andaluza está muy sujeta a amenazas externas», citando el Brexit, los aranceles de EE UU «y el gran gigante China, que cuando se resfría, nunca mejor dicho, a todos nos afecta». UPTA-A valoró el aumento de los autónomos y reclamó medidas para luchar contra la estacionalidad. El presidente de ATA-Andalucía, Rafael Amor, celebró que la comunidad sume 1.774 autónomos hasta alcanzar los 538.809 afiliados.

El PSOE-A criticó que la comunidad vaya «a remolque» de España y denunció que «cada mes que pasa» el presidente andaluz «le debe a esta tierra más puestos de trabajo», en referencia a la promesa electoral de crear 600.000 empleos. Los socialistas auguraron más «retrocesos» si la Junta mantiene «paralizada la gestión».

Vox abogó por «coger el toro por los cuernos» –el mismo término que usó IU– y aplicar «políticas activas de empleo». IU lamentó que «tenemos un modelo productivo que genera temporalidad, precariedad y desempleo». El coordinador regional Toni Valero señaló que «el sector agrícola está en crisis» y «puede ser terminal» porque «no sólo tenemos el problema de los bajos precios que están haciendo que haya explotaciones que se están cerrando y, por tanto, que se estén acaparando tierras por fondos buitres y grandes empresas; también estamos viendo que se están dando problemas con el fraude en las calidades y composición de lo que estamos consumiendo». Adelante consideró que la Junta es «incapaz» de crear empleo estable y de calidad.

Airbus plantea 260 despidos

La dirección de Airbus comunicó a los comités sindicales que el plan de reestructuración comunicado por la compañía supondrá un total de 260 despidos en Andalucía, 216 en sus dos centros de Sevilla y 44 en el de la provincia de Cádiz. Fuentes del comité precisaron a Europa Press que se prevén 100 despidos en el centro de San Pablo y 116 en el de Tablada, ambos en Sevilla, mientras que para el Centro Bahía de Cádiz (CBC) de El Puerto de Santa María se han planteado 44. La Junta exigió al Gobierno medidas para contrarrestar estos despidos.