Amanda, la asistente industrial por voz «made in» Sevilla

Una startup andaluza diseña una interfaz para incrementar la productividad empresarial a través de un reto que lanzó Sevilla Futura con la colaboración de Cisco, Airbus e IBM

Representantes del Ayuntamiento de Sevilla, Airbus, Cisco e IBM, ayer en la presentación de "Amanda"
Representantes del Ayuntamiento de Sevilla, Airbus, Cisco e IBM, ayer en la presentación de "Amanda"KE-IMAGEN (nombre del dueño)

El tiempo es uno de los valores más apreciados por todos, pero cada vez se posee menos. Los asistentes virtuales son la última tendencia en el ámbito de la tecnología para hacer frente a estos problemas. Ya no se busca información en internet ni se pulsa un interruptor para encender la luz: directamente se da una orden a un asistente por voz.

Lo mismo ocurre en las empresas, que para crecer en un mundo que demanda inmediatez necesita agilizar los procesos de la mano de la innovación. Sin embargo, la industria no dispone de un asistente –que con exactitud y en ambientes hostiles– ayude a los trabajadores de forma eficiente. En este contexto, la startup sevillana «4i Intelligent Insights» presentó ayer en el espacio de innovación The Dock, situado en la Planta de San Pablo de Airbus, a «Amanda», la asistente por voz que mejorará la productividad industrial.

Al acto acudieron representantes de Airbus, entre los que se encontraban Paloma Peinado, directora de IT en España, y Juan Silva, director de la PreFal de Tablada; Carmen Castreño, coordinadora general de Empresas Municipales del Ayuntamiento de Sevilla y Esperanza Caro, directora general de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento; Antonio Conde, presidente de Sevilla Futura; y Elisa Martín, directora de innovación de IBM.

Esta empresa, que ha sido la primera en superar un reto lanzado por el espacio de innovación abierta Sevilla Futura, en colaboración con el ayuntamiento, IBM, Cisco y Airbus, ha dado forma a un proyecto en el que pocos creyeron al principio.

El reto se encontraba en el entorno industrial, en cual hay bastante ruido. Lo que los emprendedores andaluces han conseguido es «afinar mucho» toda la fase de captura de voz. El sistema es capaz de aislar con la suficiente exactitud todos los sonidos ambientales que dificultan la interacción entre el trabajador y el mismo.

Los asistentes de voz están pensados para entornos generales, es decir no existe una especificación de tareas. «La complejidad que lleva este proyecto es coger partes de una tecnología de reconocimiento vocal, que en este caso importa IBM, y seleccionar el subconjunto de palabras, funciones y acciones que tiene que entender la plataforma», explicó el presidente de Sevilla Futura.

Guillermo Pérez, co-fundador de "4i", explicó ayer el funcionamiento de Amanda en el espacio de innovación The Dock
Guillermo Pérez, co-fundador de "4i", explicó ayer el funcionamiento de Amanda en el espacio de innovación The Dock Ke-Imagen (nombre del dueño)

Los emprendedores han desarrollado un sistema que aporta «un sentido vocal» que entiende el asistente y que, por ende, ofrece garantías de fiabilidad a las órdenes que recibe en un entorno de fabricación como es el caso de Airbus. En otras palabras, han adaptado esa tecnología a un lugar de trabajo «complejo» como es la industria aeronáutica.

Se utiliza como un asistente normal, aunque con la especificidad de la empresa que vaya a utilizarla. Guillermo Pérez, cofundador de 4i, afirmó que «Amanda permite a los operarios acceder y manejar con su propia voz las herramientas de gestión de trabajos». ¿Cómo se hace? El trabajador solo tiene que decir qué usuario es y pedir que se ejecuten las tareas que solicita: «Soy el usuario C12345, ¿Cuáles son las órdenes que tengo asignadas?».

No obstante, la interfaz que han desarrollado es totalmente transportable a otras situaciones. Se ha llevado a cabo teniendo en cuenta la realidad de la industria aeronáutica porque Airbus ha sido la entidad que ha confiado en el proyecto, pero como está «construida» de forma modular –otras de las características que diferencian a Amanda del resto– empresas de distintos sectores también podrán contar con ella.

Martín explicó que IBM ayudará a la startup «a crecer en el conocimiento de mercado y a la comercialización». De hecho, tanto este proyecto como otras iniciativas que se desarrollen en Sevilla Futura «siempre» tendrán una razón de ser: los retos que se lanzan se centran en problemas reales que afrontan las empresas, por lo que la cuota de mercado a cubrir está asegurada. Peinado también mostró su apoyo al afirmar que Amanda «tendrá continuidad en la planta de Airbus de Sevilla» y más adelante «en el resto de divisiones».

Todavía queda afinar la interfaz, experimentar en condiciones reales o entrenar al usuario, pero esta joven empresa, en palabras de uno de sus fundadores, «ha recibido una segunda oportunidad» que demuestra el talento que aún tiene que exportar Andalucía.