El desmontaje de la Feria de Abril y del boom turístico: 900 millones se esfuman con el coronavirus

El Ayuntamiento de Sevilla ha ordenado quitar las estructuras y devolver las tasas. La suspensión de la Semana Santa dejó en el camino 400 millones. El impacto del Covid-19 en el turismo en Andalucía supondrá pérdidas de hasta 15.000 millones y la destrucción de 140.000 empleos

Con la pandemia, el tiempo, en lo económico, puede empezar a dividirse en a.C (antes del Covid-19) y d.C (después del coronavirus). Andalucía y Sevilla en concreto cabalgaban la ola de la burbuja turística. Un microorganismo se ha bastado para pincharla. El calendario marca que en tres días arrancaba la Feria y, sin embargo, ya se está desmontando sin llegar a haberse terminado de montar incluso. Quien quiera Feria, como informó este diario, tendrá que conformarse con un paseo virtual. Juanma Moreno incidió en su encuentro telemático con el presidente Sánchez y sus homólogos territoriales en la “necesidad de un plan nacional de rescate al turismo”. Moreno apuntó a pérdidas en Andalucía pérdidas de hasta 15.000 millones y 140.000 empleos. Este desfase es prácticamente la mitad del montante del Presupuesto de la Junta de Andalucía. “No es asumible sin ayudas de Gobierno y la UE”, relató. De momento, el sector de la hostelería busca paliar pérdidas con la venta a domicilio de lotes de “pescaíto frito”, cerveza, fino y otros clásicos de la Feria. Hay quien se ha montado una caseta en el balcón pero en general la incertidumbre se adereza con la nostalgia. Lo que ya es seguro también es que no habrá Feria de Sevilla en septiembre. De haber algo, se parecerá más a la Velá de Triana y guardando las distancias ya que ni las condiciones sanitarias ni las económicas permiten el aplazamiento.

El turismo supone más del 14 por ciento del empleo en la comunidad. Con la idea de amortiguar el desplome del sector, la Junta anunció de forma embrionaria un bono vacacional para incentivar a los andaluces a pasar sus vacaciones en hoteles de la región.

Desmontaje de la Feria de Sevilla
Desmontaje de la Feria de Sevilla Manuel Olmedo
Operarios quitando una pañoleta
Operarios quitando una pañoletaManuel Olmedo

El área de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla acordó el pasado martes el desmantelamiento “inmediato” de las instalaciones levantadas de cara a la Feria de Abril de 2020 y la devolución también “inmediata” de las tasas abonadas por los promotores de las casetas del recinto ferial. Las obras en la Feria estaban paradas, en cualquier caso, desde el 15 de marzo. Aunque desde el Ayuntamiento se alentó la idea de celebrar la Feria en septiembre, la realidad del coronavirus se ha impuesto al deseo. El Ayuntamiento aprobó también pasar al 23 de septiembre la jornada festiva prevista el 29 de abril para la Feria de Abril con la idea de que en septiembre se celebre la Feria de San Miguel aunque, según el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, “no habrá nada parecido” a la fiesta original suspendida. La Feria de San Miguel perseguiría "promover cierta “reactivación de la economía y el empleo”.

Las estructuras tubulares de las casetas
Las estructuras tubulares de las casetasManuel Olmedo

El diseño de la portada de la Feria de Abril de 2020 será conservado para la edición de 2021. La devolución de las tasas a los titulares de casetas de la Feria de Abril 2020, tras el aplazamiento de las mismas, implica para las arcas municipales un desembolso de unos 1,9 millones, que se suman al reintegro de 2,3 millones a los industriales feriantes encargados del montaje de las atracciones.

La Feria tiene un impacto económico estimado de 900 millones anuales, calculado a partir de un informe de la Universidad de Sevilla. El impacto por día adicional de la fiesta -de ahí su ampliación- es de 183 millones. Que no haya Feria repercute en el turismo interior -con gran demanda interna y de nacionales con la estampa del AVE lleno como clásico- y de extranjeros, con numerosos aficionados taurinos llegados de Francia, México y Colombia. El estudio de la Universidad de Sevilla cifra en casi medio millón los visitantes diarios a la “ciudad efímera” de Los Remedios.

El recinto de Los Remedios ofrece un aspecto fantasmal
El recinto de Los Remedios ofrece un aspecto fantasmalManuel Olmedo

La “cornada” económica de la Feria de Abril se suma a la de doble trayectoria de la Semana Santa en Andalucía. Una primera estimación lleva a cifrar en más de 500 millones de euros las pérdidas con la suspensión de las Semanas Santas de Sevilla y Málaga, las más masivas y populares de la comunidad autónoma. En Sevilla, según los cálculos del Ayuntamiento, la celebración tiene un impacto de 400 millones, el 1,3% del Producto Interior Bruto (PIB) local. El Ayuntamiento destina esos días a organización operativa, limpieza y seguridad 9 millones. En Málaga, el impacto total de gasto generado por los espectadores de la Semana Santa es de 102,7 millones, según la Cátedra de Estudios Cofrades de la Universidad de Málaga.

La siguiente cita en el calendario a la que pasará factura el coronavirus es el Rocío, que mueve a más de un millón de personas y genera más de cien millones de euros. El goteo de cancelaciones siguió ayer con la Feria de Córdoba, ya de forma definitiva y la Feria del Corpus de Granada sin procesiones. El Ayuntamiento de San Fernando anunció hoy la suspensión también de la Feria del Carmen y la Sal de San Fernando prevista del 14 al 19 de julio.

En el caso concreto de Sevilla, es la primera vez desde 1847 que no se celebra la Semana Santa y la Feria.