Coronavirus

Moreno ve “inviable” compaginar la docencia presencial y telemática que propone la ministra

El presidente de la Junta exige al Gobierno “certidumbres” porque “el virus va a seguir aquí" el próximo curso escolar

Minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la pandemia de coronavirus
El presidente de la Junta, Juanma Moreno (d) saluda a un policía después de guardar un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la pandemiaEduardo Briones Europa Press

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha considerado este jueves “inviable” la propuesta de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, de compaginar la docencia presencial y telemática con el objetivo de reducir el número de alumnos por clase en el próximo curso escolar y ha sugerido la posibilidad de realizar turnos o desdoblar la actividad escolar. “En mi opinión, además como padre, me parece una medida imposible, la veo inviable”, ha señalado Moreno en una entrevista en Canal Sur Televisión recogida por Europa Press, en la que ha considerado esta propuesta del Ministerio como “un globo sonda”.

“Me parece que carece del más mínimo rigor”, ha afirmado el presidente andaluz, quien ha instado a “tirar de imaginación” para desdoblar o hacer turnos en la actividad escolar porque “mantener dos estructuras, en paralelo, presencial y telemática, es inviable”. Ante esta situación, la Consejería de Educación y Deportes ha pedido al Ejecutivo central que aclare sus planes con el objetivo de “poder empezar a planificar el difícil curso que empieza en septiembre” porque, como ha asegurado, “el virus va a seguir aquí”. “Seguirá aquí, con menor incidencia, pero va a haber contagios y fallecimientos, a un ritmo más lento, por eso habrá que tomar medidas muy complicadas y necesitamos certidumbres del Gobierno”, ha concluido.

Por su parte, los sindicatos de la Mesa Sectorial exigen que Educación les informe sobre si el alumnado andaluz no volverá a las aulas hasta septiembre. En un comunicado, ANPE, CCOO, CSIF, FeSP-UGT y USTEA señalan que “es una absoluta falta de respeto que esta decisión, exigida en la reunión celebrada el pasado lunes con el consejero y la viceconsejera de Educación, se informe a los medios de comunicación antes que a los trabajadores de los centros educativos y a las familias”.