Hacia un nuevo modelo en las residencias después de 3.179 positivos y 580 muertos en Andalucía

La Junta revisará los centros de la tercera edad, de donde procede el 40% de los fallecidos por coronavirus en la región, para adelantarse a un eventual rebrote. La Fiscalía mantiene dos causas penales abiertas

Doblegada, como las cifras indican hasta ahora, la curva de la pandemia, el foco está puesto en posibles rebrotes y en la prevención sobre la población de mayor riesgo, localizada en las residencias. Una de las consecuencias del Covid-19 es el cambio de modelo. «Todo el abordaje sanitario de las 1.107 residencias, que cubren el espectro de cerca de 55.000 personas, pasará a los centros de salud, a los distritos sanitarios, y se harán en ellas seguimientos hospitalarios. Teníamos pensado poner en marcha este modelo en dos o tres años, pero la Covid lo ha acelerado. Igual que hemos tenido que hacer de forma brusca cambios en la Atención Primaria», señaló el consejero de Salud en una entrevista en LA RAZÓN. En Andalucía se han registrado 2.697 casos de coronavirus en residencias de mayores, con 552 fallecidos. En Andalucía hay 43.000 mayores en residencias. En otro tipo de centros residenciales, han sido 482 positivos, con 28 decesos. En residencias de cualquier tipo, el balance es de 3.179 casos y 580 muertos, según los datos de la Consejería de Salud y Familias. Es decir, de los 1.425 decesos contabilizados por la Consejería, el 40% procede de residencias. De los 12.795 positivos que computa la Consejería, el 21% procede de centros residenciales. La Fiscalía mantiene dos causas penales abiertas y la Junta ya trabaja para atajar posibles rebrotes en provincias como Córdoba.

Por provincias, Almería ha registrado 105 casos en residencias de ancianos con 16 fallecidos; y 43 en otros centros. Cádiz cuenta con 304 casos, con 72 fallecidos; y nueve en otro tipo de residencias. Córdoba presenta 374 casos y 68 fallecidos, por 32 positivos en otros centros y dos muertes. Granada presenta 524 casos en residencias de mayores, con 123 fallecidos; en otros centros, 111 casos y cinco fallecidos. Huelva contabiliza 39 positivos en centros de mayores, con ocho decesos; por nueve casos en otros centros y tres muertes. Jaén presenta 340 casos y 59 fallecidos; por 98 positivos y seis decesos de otras residencias. Málaga contabiliza 383 positivos y 59 muertes; por 115 y 12 fallecidos en otros centros. Finalmente, Sevilla acapara 628 casos de coronavirus en residencias, con 147 muertos; en otros tipos de centros, 65 casos y cero muertes.

La Fiscalía de área de Jerez (Cádiz) mantiene abiertas dos diligencias penales relacionadas con fallecimientos por coronavirus en residencias de ancianos. Se trata de las dos únicas diligencias penales por este asunto abiertas de momento en la comunidad andaluza, donde continúan también abiertas 16 diligencias civiles, ya sean preprocesales o gubernativas, en el resto de Fiscalías provinciales, según informaron a Efe fuentes de la Fiscalía Superior de Andalucía. Una de las diligencias penales se abrió a raíz de la denuncia presentada por una asociación, y la otra ha sido incoada estos últimos días tras la denuncia de un particular. De la Fiscalía jerezana dependen partidos judiciales como el de Arcos de la Frontera, al que a su vez pertenece la localidad de Alcalá del Valle, en cuya residencia de mayores murieron nueve personas, cinco dentro del centro, lo que provocó la protesta del alcalde, Rafael Aguilera (IU), que reclamó la ayuda de las administraciones para evacuar el centro cuando había unos 60 contagiados. Al margen de estas dos diligencias penales, la Fiscalía ya archivó la relacionada con la denuncia interpuesta en Huelva por Vox.

Por su parte, la Junta de Andalucía anunció ayer que revisará las 85 residencias de mayores de la provincia de Córdoba para adelantarse a un eventual rebrote de Covid-19 en el marco de un plan de actuación inmediata, que coordinará la Inspección de Servicios Sanitarios. La delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, señaló que «este plan se pondrá en marcha con carácter inmediato, apoyando a todas las residencias de mayores de la provincial, para garantizar que se adoptan todas las medidas necesarias para la prevención y asistencia sanitaria en las mismas ante un posible rebrote de la Covid-19 o de cualquier otra enfermedad transmisible».

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, señaló a este diario que las residencias «han sido el eslabón más débil de toda la cadena epidemiológica». «Si una afectada de Covid llegaba a su casa, lo más que podía contagiar era a su padre o a su abuelo, pero cuando ha entrado en una residencia, allí se ha expansionado de una forma brutal. Es la población con más pluripatologías, la menos protegida contra el coronavirus», indicó el consejero. «En Andalucía, unos 15 días antes de que el mando único lo dijera, el 4 de marzo, ya sacamos una orden prohibiendo el acceso de terceros a ellas porque sabíamos que era nuestro eslabón más débil», recordó Aguirre.

1.800 millones de gasto sanitario
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, apuntó que «sólo en Andalucía el gasto sanitario por la crisis del Covid-19 va a ser de 1.800 millones de euros», por lo que pidió que los 16.000 millones del fondo de contingencia del Gobierno central se repartan teniendo en cuenta el criterio poblacional. Marín resaltó que «en ningún reparto va a recibir más de 900 millones», criticando que lo que se ha hecho «no ha sido una regla de tres, sino una regla para tres o cuatro», lo que considera que «no es serio», al tiempo que subrayó que los españoles «merecen de una vez por todas un Gobierno que defina el criterio de reparto por materias para atender las consecuencias del coronavirus».