Moreno y Marín, los líderes andaluces que le sacan mayor partido a Twitter

Una consultora política ha realizado un análisis de sus cuentas y de las de Díaz, Rodríguez y Hernández. La socialista es la que tiene «el perfil más pobre», sólo por delante del portavoz parlamentario de Vox

La empresa Idus3 ha comparado gracias a la herramienta Atribus datos ligados a la comunicación en Twitter de cinco líderes políticos andaluces
La empresa Idus3 ha comparado gracias a la herramienta Atribus datos ligados a la comunicación en Twitter de cinco líderes políticos andalucesLa RazónLa Razón

Los tuits burbujean a diario sin parar. La empresa Idus3, dedicada a la consultoría política, y Atribus, herramienta de escucha activa en redes sociales, han fijado su mirada en la que les sirve de nido, Twitter, para realizar un análisis de la comunicación que han desplegado en ella durante este mes cinco líderes políticos andaluces: Juanma Moreno (@JuanMa_Moreno, PP), Juan Marín (JuanMarin_Cs, Cs), Susana Díaz (@susanadiaz, PSOE), Teresa Rodríguez (@TeresaRodr_, Adelante Andalucía) y Alejando Hernández (@AlejandroHVOX, Vox). Han estudiado la actividad de éstos en esa red fijándose en parámetros como el alcance de sus mensajes –número de usuarios únicos al que llegó el contenido–, las impresiones –veces que se ha visto– o el «engagement» –grado de interacción de sus cuentas con sus seguidores–. Y han sacado un rosario de conclusiones, como que los perfiles de Moreno y Marín, presidente y vicepresidente de la Junta, respectivamente, están «muy por encima del resto», si bien cuentan con la «ventaja» de que «en ambos casos» los suyos «personales» y los «corporativos» del Ejecutivo autonómico «se retroalimentan».

Díaz ha moldeado «una actividad muy pobre, tan sólo 10 tuits», lo que se ha traducido en «una capacidad de alcance muy por debajo» de su potencial. «Para ella no debe ser un canal de interés, lo que a mi juicio es un error», apunta a LA RAZÓN la consultora política de Idus3, Ana Salazar. Sobre todo, si se tiene en cuenta que «las oportunidades para ocupar espacios comunicativos desde la oposición son mucho menores» que las que ofrece el Gobierno, por lo que a la socialista le convendría «reforzar la comunicación en redes». Por contra, destaca la «hiperactividad» de Rodríguez. «Es la que mejor entiende el funcionamiento de la red»: escribe, «interviene en conversaciones ajenas», retuitea y «da voz a causas cercanas a su formación». Cree que «se mueve en Twitter como pez en el agua» y que se nota que «es ella misma la que se encarga» de alimentar sus espacios.

El portavoz parlamentario de Vox, en cambio, ha impulsado sólo dos píldoras cibernéticas y ha compartido otras del partido a nivel nacional. «Tendrá poco que decir de su propia cosecha», desliza la consultora.

El trabajo hecho con Atribus permite aseverar que «los datos que registra» Moreno «son sin duda los mejores». Sus tuits con mayor alcance han sido dos fechados el pasado 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, ligados a la «revolución verde» que «abrazó a su llegada a la Junta, aunque no haya sido nunca una bandera para el PP» anota Salazar. En su nube de palabras y frases claves destacan dos: «Andalucía y presidente», lo que para la consultora denota una «necesidad de mantener la territorialidad». No considera que «sea algo pensado ni diseñado», ya que «aparece así por los retuits que hace a las cuentas de la Junta» que comienzan a menudo con «el presidente», pero «el resultado final es el de una persona que repite desde sus perfiles que él es el presidente», avisa. A esos términos se suman otros como «virus», «pandemia», «comunidad», «inversión» o «responsabilidad». A los autores del estudio les llama la atención «el pequeñísimo lugar que ocupan» en su perfil las «familias andaluzas» o el «empleo». En resumen, gracias a su nube se podría afirmar que «su comunicación en Twitter es más institucional que política» y sin «referencias» a sus adversarios o a los asuntos que han levantado polvareda como la educación, la Operación Paso del Estrecho (OPE) o el Ingreso Mínimo Vital.

Por lo que respecta a Marín, se mantiene por debajo del presidente «en todos los indicadores», incluido «el que depende directamente de él: su actividad –tuits, retuits y conversación–». Con todo, atesora el apunte digital «con mayor alcance» de los cinco políticos en el periodo revisado. Se trata de uno que hacía referencia a la movilidad entre provincias. «En segundo lugar encontramos un mensaje al sector turístico con enlace a LA RAZÓN», añade la politóloga. En su caso, la palabra que más repite es «Andalucía». El resto de términos que pueblan su ecosistema están hilvanados al turismo, la costa, la seguridad y la agricultura «por el tema de las temporeras marroquíes que se han quedado atrapadas en Huelva». En el vicepresidente han hallado «alguna referencia lejana al PSOE», pero prima también lo institucional.

En cuanto a Díaz, es «la que tiene el perfil más pobre de todos», a excepción de Hernández. A la luz de este trabajo, sólo ha compartido un tuit de la Federación AICE con una fotografía suya con una mascarilla transparente. Sus mensajes con mayor alcance «son los que critican a Moreno en su relación con Vox» y «la reivindicación de mascarillas gratuitas para la población». Tras éstos, «y a muy poca distancia», se situó un tuit por el aniversario de la pérdida del político socialista Pedro Zerolo, que, «aunque no es el que más alcance consigue, si es el de mayor ‘engagement’», señalan desde Idus3. «Al tener un ‘timeline’ escaso, su nube semántica también lo es» y no aparece en ella Andalucía, educación, o sanidad, hace notar Salazar.

La consultora política Ana Salazar
La consultora política Ana SalazarLa RazónLa Razón

MÁS DATOS

La actividad de Teresa Rodríguez «es casi frenética, con una media de 12,8 tuits al día». Su alcance no es comparable al de Juanma Moreno o al de Juan Marín, al no contar con el impulso de las cuentas oficiales, pero «está muy por encima del de Susana Díaz». Entre sus palabras claves, «voz propia» y «tierra», en línea con el andalucismo en el que quiere encontrar un hueco electoral.

Alejandro Hernández, de su lado, tiene un escaso posicionamiento y una actividad menor aún. Sus mensajes exceden del contexto andaluz. En su ecosistema de términos aparece la Generalitat, así como la no recuperación económica. En su caso, la consultora concluye que «los mensajes se mezclan sin demasiado sentido».