La Fiscalía no abrió diligencias penales en las residencias de ancianos porque no vio “motivos”

Casi el 30 por ciento de los fallecidos por coronavirus han sido personas mayores

El fiscal Fernando Santos Urbaneja, que coordinó las investigaciones en residencias de ancianos andaluzas durante la pandemia de coronavirus, ha explicado en el Parlamento andaluz que no se ha abierto ninguna diligencia de investigación penal en esos centros porque “no había motivos” para ello.

Santos Urbaneja, que dirige la Fiscalía especial de personas con discapacidad en Córdoba, ha hecho esta afirmación durante su comparecencia en la subcomisión de políticas sociales y servicios esenciales sobre la recuperación económica y social de Andalucía tras la pandemia de coronavirus.

Ha asegurado que durante la crisis sanitaria estuvo recabando información diaria de todas las provincias andaluzas, que le llegó a través de las direcciones generales de Salud Pública y de Mayores y de los servicios sociales provinciales.

Tras obtener toda la información, “no hemos encontrado motivos” para una investigación penal, ha apuntado el fiscal en una comparecencia telemática con numerosos problemas de audición.

En Andalucía han muerto por la pandemia de coronavirus 1.438 personas, según los datos de ayer domingo, y se calcula que unas 400 han sido mayores.

Durante la fase de recabar información en las propias residencias, ha dicho que se sorprendió por la “normalidad” con la que los mayores afrontaban la pandemia, y algunos incluso les decían que “para crisis las nuestras”, y ha dicho que no cree que el problema en las residencias sea que se trate de gestión pública o privada.