Serrano se queda sin Vox pero con voto y aforado tras la querella criminal de la Fiscalía por fraude en subvenciones

Una empresa del diputado recibió una ayuda del Ministerio de Industria que fue concedida con un préstamo de 2.489.000 euros en noviembre de 2016 sin que conste la realización del proyecto comprometido ni el reintegro de la cuantía

Por segunda vez en su carrera, el juez Serrano se enfrenta a una acusación que, directa o indirectamente, le aparta de su puesto. En 2011, una denuncia por modificar las vacaciones de un niño para que se quedase con su padre dos días más y pudiese ir a la Semana Santa le apartó de la carrera judicial. Ahora, tras la denuncia primigenia de la asociación de consumidores Facua y del Ministerio de Industria, la Fiscalía Superior de Andalucía ha presentado una querella criminal contra el ex líder de Vox en Andalucía –que ya ejercía un papel secundario en la formación a cuenta de disparidad de criterios y salidas de tono con casos como el de «La Manada»– que ha motivado que Serrano abandone Vox y pase al grupo no adscrito del Parlamento, de modo que mantiene los privilegios como aforado. «Lo peor que le puede pasar a un político corrupto no es que le pillen sino perder su aforamiento y ser juzgado por jueces independientes», señalaba en Twitter en abril de 2015. Hasta ahora, Vox respaldaba a Serrano. Tras la querella criminal, la formación de Abascal ve con alivio su abandono –con el clásico agradecimiento a los servicios prestados– y con sorpresa de que mantenga el acta. Se trata de la segunda salida –tras la de Luz Belinda Rodríguez por «acoso laboral»– de la formación verde en Andalucía esta legislatura, que se queda con 10 de los 12 diputados que obtuvo. Si bien, la disciplina de voto se viene manteniendo y en ningún caso peligra la estabilidad por causas aritméticas para el Ejecutivo de PP y Cs. Serrano se queda sin Vox pero con voto y aforado.

Los diputados de Vox en Andalucía, ya sin Serrano, en el Pleno del Parlamento
Los diputados de Vox en Andalucía, ya sin Serrano, en el Pleno del ParlamentoManuel OlmedoManuel Olmedo

Serrano señaló que toma estas decisiones «para evitar que la necesaria labor de regeneración que necesita Andalucía y que abandera Vox se vea manchada por las acusaciones» de las que está «siendo víctima». El juez y abogado alega que pide la baja para que la querella no sea usada «como arma contra el partido». Vox Andalucía asegura que nadie le ha pedido a Serrano que se aparte pero la dirección nacional estaba en la línea de no tolerar un imputado.

El que fuera cabeza de cartel de Vox en Andalucía ha sido denunciando por la Fiscalía Superior de Andalucía. La denuncia original fue presentada por la Asociación de Consumidores Facua y, posteriormente, se recibió una segunda del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El Ministerio Público ha interpuesto una querella criminal contra el diputado del Parlamento Francisco Serrano y su socio E.P.D. en la empresa Bio Wood Niebla S.L., ante la sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por considerar que existen indicios de delito de fraude de subvenciones que recibieron del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en 2016.

El Ministerio Público señala que «el presunto delito de fraude de subvenciones está tipificado en el artículo 308 del Código Penal y la querella la formula ante el TSJA al ostentar en la actualidad el cargo de diputado y su condición de miembro aforado». Las diligencias de investigación penal se abrieron en noviembre de 2019 por la Fiscalía de Sevilla y las remitió a la Fiscalía Superior el 10 de junio de 2020 al apreciar indicios de delito de fraude en las subvenciones y ser uno de los investigados aforado. Según la Fiscalía, «la empresa Bio Wood Niebla S.L. la constituyen los dos socios fundadores, sobre los que recae la querella criminal, ante notario en marzo de 2016 para la fabricación de pellets en Niebla y a efectos de sociedad no aportan capital sino maquinaria diversa». Los socios solicitaron una ayuda del Ministerio a cargo del programa Reindus que les fue concedida con un préstamo de 2.489.000 euros en noviembre de 2016. De la investigación prácticada por la Fiscalía no consta la realización del proyecto para la fabricación de pellest para la que se solicitó la ayuda ni el reintegro del préstamo.