Moreno y Díaz suben al «ring» de boxeo por el reparto de Sánchez del Fondo Covid

EL PRESIDENTE ofrece a la socialista ampliar «hasta dónde quiera los recursos de sanidad y educación», si se suma a la reivindicación de más fondos para la región. La Junta calcula que le corresponderían 5.440 millones de los 16.000

Hubo combates de los que hacen sudar, aunque con algún púgil que pareció bailar en el ring en el que se convirtió la última sesión parlamentaria de control al Gobierno antes de las vacaciones estivales. En ella estuvieron muy presentes los casi 600 millones que el Gobierno central ha asignado a Andalucía en el primer reparto del Fondo Covid-19. De hecho, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, llegó a lanzar la siguiente oferta a la líder del PSOE-A y jefa de la oposición en la comunidad: «Me comprometo a ampliar hasta dónde quiera los recursos de sanidad y educación, si usted es capaz de comprometerse con este Gobierno en reivindicar lo que nos pertenece como andaluces». Le pidió, en definitiva, que se sume a «reclamarle a Sánchez –Pedro, el presidente del Ejecutivo nacional–» más recursos y que tenga en cuenta en el reparto territorial de los 140.000 millones que llegarán a España procedentes de la Unión Europea (UE) tres criterios: población, el Producto Interior Bruto (PIB) y el desempleo. Lo hizo tras una sucesión de asaltos en los que ambos golpearon duro entre acusaciones mutuas de mentir en torno a la pandemia.

El popular espetó a la socialista que su única preocupación era «subsistir», que buscaba «desgastar» a su Gobierno e «intentar sobrevivir dentro de la marea interna en la que vive», en alusión a las corrientes del PSOE que no le son afines. La instó a «pasar de la pasividad y de la confrontación, que no le van a traer votos», para ponerse «del lado de Andalucía». Ella reaccionó. «Cuando un presidente de la Junta tiene que recurrir al insulto en cada sesión de control a la oposición es que no tiene respuestas para dar», devolvió. Y ahondó: «Está en una crisis de gobierno que ha querido tapar convirtiendo el Pleno del Parlamento en un cuadrilátero de boxeo». Enmarcó la pelea dialéctica para quejarse de que desde el inicio de sus intervenciones hubiera dirigido «ataques frontales al PSOE» y a ella misma para «tapar su debilidad, su inseguridad, la dependencia de la ultraderecha y la situación en la que se encuentra su socio de gobierno –Ciudadanos–».

Moreno volvió a atacar y afeó a su contrincante los «recortes» que hizo cuando estaba a los mandos de San Telmo y las facturas que tienen que seguir abonando todavía por «su incapacidad» y «su indolencia en la gestión». Recordó que cuando su sitio era la oposición, «aunque estuviera gobernando Mariano Rajoy» en el país, defendió que se apuntara a la población para la distribución de fondos a los territorios. «Aquí la única que ha cambiado de criterio, de política y en la defensa de Andalucía, es usted señora Díaz», remató.

La Junta calcula que a la región le corresponderían 5.440 millones de los 16.000 del Fondo Covid, si se hubieran aplicado los parámetros de distribución entre los estados de los 750.000 millones del fondo de reconstrucción europeo para afrontar la crisis. Si bien, Díaz anotó que el reparto del dinero a las comunidades fue aprobado en el Congreso «por el líder del PP, Pablo Casado, y de Cs, Inés Arrimadas».

Antes, y mientras unos y otros se esforzaban en la mímica pugilística, el presidente del Ejecutivo autonómico llegó incluso a intentar apelar de nuevo a una «alianza puntual» de todos los grupos políticos para que «Andalucia pueda ser uno de los grandes ejemplos de resurgir» tras los posos de la pandemia. Visto los puñetazos, no parece sencillo.

Multa de 5,5 millones por no depurar

La Junta de Andalucía del PSOE incumplió el derecho de la UE al no ejecutar una sentencia de 2011 ligada al tratamiento de aguas residuales. Pero es ahora cuando el actual Ejecutivo de PP y Ciudadanos tendrá que afrontar el pago de una multa de más de 5,57 millones de euros antes del próximo 30 de julio, según avanzó ayer el presidente Juanma Moreno en el plenario de la Cámara.