La ocupación media de las viviendas turísticas en julio se sitúa en el 36% en Andalucía

La previsión para agosto es de cerca del 45%, lejos del 78,6% del pasado verano

La ocupación en julio en viviendas y apartamentos turísticos de Andalucía es de un 36% y la previsión para agosto es de cerca del 45%, cifras que distan del 78,6 % de ocupación que se registró en el verano de 2019.

Por su parte, el precio medio por noche ha caído alrededor de un 13 por ciento, según la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur).

En España, la ocupación media cae en julio y agosto un 47,5%, al pasar del 84,2% que hubo en esos meses el año pasado a un 36,7% en los de 2020, según Fevitur, que estima que las pérdidas de esta actividad se elevan a 3.000 millones de euros.

El precio medio por noche ha caído un 25% en toda España y la bajada más significativa se da en la costa catalana, con un 71% menos de ocupación.

En la costa catalana, la ocupación en julio está siendo del 22% y la previsión para agosto de un 27%, con especial incidencia en la ciudad de Barcelona, con lo que la caída global es de un 71% y los precios se han reducido un 31%.

El año pasado se registró en la costa catalana una ocupación de más del 80% en julio y del 85% en agosto.

En la Costa Blanca valenciana, las reservas para este verano en destinos como Benidorm se estancan en el 34%, lejos de los llenos que había en estas zonas de la costa en años anteriores.

En el País Vasco, la ocupación en viviendas y apartamentos turísticos es este mes de julio del 45% y la previsión para agosto es de un 60%, frente al 85% y el 90%, respectivamente, que hubo en 2019.

El precio medio en esta zona ha caído este año un 24% y un 11% de las viviendas turísticas han cerrado.

Los visitantes que van al País Vasco este año proceden principalmente de España y Francia, y se ha perdido prácticamente por completo el turismo internacional, especialmente el estadounidense, que tenía un peso del 20%.

En Baleares, la ocupación en julio apenas ha llegado al 65% y la previsión para agosto es del 70%, cifras alejadas del 95% de ocupación en el verano de 2019, y el precio medio por noche ha caído un 33%.