Encierro contra “la agresividad desmanteladora del servicio público ferroviario” por parte del ministerio

Miembros de la Plataforma en Defensa del Tren Rural y de CGT pasarán 24 horas en la estación de Ronda en protesta por la eliminación de líneas tras el Estado de alarma que afecta a la Andalucía vaciada

Arranque de la protesta contra la desmantelación de los servicios públicos ferroviarios esta mañana en RondaLa RazónLa Razón

El transcurrir de días casi inmóviles ha quedado algo atrás, pero se ha cobrado precios por el camino. Miembros de la Plataforma en Defensa del Tren Rural (PTRA) y del sindicato CGT protagonizan un encierro de 24 horas en la estación de Ronda, en Málaga, en protesta por “la agresividad desmanteladora del servicio público ferroviario por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana“ y el “abandono” de éste en “pueblos y ciudades medias andaluzas, entre las que Ronda es de las más perjudicadas”.

Denuncian que “tras la declaración de nueva normalidad” en el contexto de la crisis causada por la Covid-19, “el ministerio ha aprovechado para suprimir la mayor parte del transporte ferroviario que daba servicio antes del Estado de alarma” en municipios de la comunidad que han perdido “la conexión” con sus respectivas capitales de provincia y que “se han implantado unos escasos horarios que invitan a no usar el tren”.

En concreto el secretario general de CGT-Andalucía, Miguel Montenegro, explica a LA RAZÓN que se ha suprimido “el 60 por ciento de los trenes de media distancia” de la región, “el 50 por ciento en algunas líneas de cercanías como la Málaga-Alora y parecidos porcentajes en larga distancia”. “La nueva normalidad no ha llegado al transporte ferroviario” en la comunidad, lamenta, lo que afecta, sobre todo, a la llamada Andalucía vaciada.

Los promotores de la protesta acusan además a la Junta de haberse colocado “de perfil” ante “los atropellos del Ministerio de Transportes en materia ferroviaria”, pese a los “compromisos adquiridos” con representantes de la mencionada organización sindical y con la PTRA a quienes se “aseguró” que “la Administración andaluza lideraría la reclamación de servicio público ferroviario para toda la ciudadanía de pueblos y ciudades que cuentan con infraestructuras en uso”. Avisan al Gobierno autonómico de que su “silencio cómplice” se podría interpretar como que respaldan “los severos recortes” que se han realizado en ese ámbito respecto a la etapa anterior al Estado de alarma y “la eliminación de tarifas promocionales vigentes hasta el 13 de marzo”.

“Sólo con observar los horarios, se aprecia la anormalidad con la que Renfe y el ministerio están tratando a los usuarios del ferrocarril público aprovechando la vuelta de la pandemia para eliminar servicios de tren convencional, en la mayoría de los casos, sin importarles cómo afecta esto a las personas que dependen de ese medio de transporte para hacer su vida cotidiana en sus desplazamientos para trabajar, de ocio, para acudir a centros hospitalarios...”, critican.

Desde CGT insisten en que el departamento de Transportes del Ejecutivo central está incumpliendo “las Obligaciones de Servicio Público (OSP) vigentes” y le afean “el desmantelamiento alevoso que se está cometiendo contra el ferrocarril público y social en Andalucía”.

Interior de la estación de tren de RondaLa RazónLa Razón