Coronavirus

Marín no ve necesario en «este momento» pedir el estado de alarma para la región

Bendodo tacha a Sánchez de «irresponsable» y le afea haber estado «tumbado a la bartola» en agosto

Juan Marín atiende a los medios antes de mantener una reunión con cargos institucionales de la provincia de Sevilla
El vicepresidente de la Junta de Andalucía tras atender a los medios de comunicaciónMaría José López Europa Press

El presidente del Gobierno central, el socialista Pedro Sánchez, ha ofrecido a los presidentes autonómicos una fórmula: si quieren adoptar medidas que requieran de la declaración de un Estado de alarma, que lo pidan para toda la comunidad o una parte de ella. De momento, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, aseguró ayer que Andalucía no lo hará porque no lo necesita «en absoluto», teniendo en cuenta los datos sanitarios actuales, y se mostró «sorprendido» y «decepcionado» por esa propuesta de Sánchez. Lo hizo en una entrevista en la Ser en la que defendió además que «no respondía» a la petición que hicieron las distintas autonomías en la última conferencia de presidentes de La Rioja.

Para el «número dos» del Ejecutivo andaluz, el presidente del país «ha eludido» la responsabilidad de declarar el estado de alarma de forma puntual en una zona, que es de su competencia. En ese punto, Marín reclamó las reformas legislativas que «sean necesarias» para poder actuar de una forma «ágil y simple», y al ser preguntado por el hecho de que un cambio de ley orgánica requiere un trámite de varias semanas, contestó que la pandemia de coronavirus empezó en marzo.

En la misma línea, el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Elías Bendodo, tachó de «irresponsabilidad» que el Ejecutivo central ofrezca a las comunidades autónomas pedir la declaración del estado de alarma. «Un presidente serio tiene que asumir la responsabilidad», aseveró Bendodo, para añadir que no puede hacer «dejadez de funciones» ni delegar responsabilidades a los territorios y sí «asumir competencias». A su juicio, el socialista ha estado en agosto «tumbado a la bartola» y «lo único que ha hecho al volver de las vacaciones» es pedir a los españoles que «se bajen una aplicación móvil –en alusión a la app ‘Radar Covid’–, que permite rastrear contagios–». El titular de la Presidencia recalcó que «cuando uno gobierna», debe «asumir responsabilidades» y enfatizó que una «decisión constitucional no puede ser derivada a las comunidades autónomas». Afeó a Sánchez que haya dejado al país en modo de espera y en una situación de «inestabilidad».