“Okupan” el despacho del alcalde de Marinaleda, el histórico Sánchez Gordillo

Un matrimonio de la localidad reclama un trabajo para su hija que, según aseguran, se le ha negado por “venganza”

Thumbnail

Marinaleda, un municipio situado en la comarca de la Sierra Sur de Sevilla, ha sido durante años el símbolo de la “utopía”. Sus vecinos han mantenido la fidelidad al voto comunista y a su alcalde, el histórico dirigente jornalero, Juan Manuel Sánchez Gordillo. Pero hoy su despacho de Alcaldía ha sido “okupado” por un matrimonio y su hija de la localidad, que han trasladado allí su reivindicación.

Margarita Pradas asegura que no se ha dejado “manipular” por el regidor y “en venganza” no “abren la bolsa” de trabajo vinculada con la ayuda a domicilio para que su hija, Ana Rosario Gómez, pueda trabajar. Ésta ha asegurado a LA RAZÓN que posee “la titulación necesaria” para hacerlo y que “lo necesita” porque está “separada” y “tiene tres niños”.

Ambas permanecen en las dependencias del ayuntamiento, junto a su padre y marido, Francisco José Gómez. Piden “ayuda” para resolver una situación que arrastran “desde hace dos años”. Los ha atendido un miembro del equipo de gobierno, el segundo teniente de alcalde, Sergio Gómez, quien, tras abandonar el consistorio, los ha dejado permanecer en el interior del despacho. Fuentes municipales sostienen que la mencionada bolsa “se abrirá cuando se tenga que abrir”.