Moreno anuncia un plan con 672 obras en hospitales por 117 millones

La primera fase de la reforma del Hospital Militar de Sevilla concluirá en diciembre, tras 15 años cerrado

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado que se ha puesto en marcha un plan de modernización y actualización de infraestructuras sanitarias que contempla 117 millones para 672 obras en todas las provincias, de las cuales el Hospital Militar de Sevilla es “la joya de la corona”. Moreno, que ha visitado este miércoles las obras de ese hospital, ha explicado que se trata de proyectos que están en distintas fases, algunos de conclusión inmediata para los próximos dos o tres meses. Ha asegurado que van a ser actuaciones “providenciales” para atender las necesidades de la pandemia del coronavirus y ha defendido que ante “un gran desafío” están dando una respuesta, pero también “pensando en el futuro”.

El 60 por ciento de esas obras planificadas ya están iniciadas, con la previsión de que todas estén terminadas este año, lo que supone “un esfuerzo muy importante, no sólo económico, sino también de planificación y análisis” de los responsables sanitarios. Moreno ha calificado este plan como “una de las actuaciones más potentes que se han hecho en los últimos años en el ámbito de la sanidad pública andaluza”.

Algunas de esas obras serán la reforma y ampliación de la UCI del Hospital Regional de Málaga; el laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario de Jaén; la reforma y adaptación de la zona covid en la segunda planta del Hospital Infanta Elena de Huelva; la ampliación de equipos e infraestructuras en el Hospital de Poniente de Almería; o la reforma y ampliación de la UCI y los quirófanos del Hospital del Valle de los Pedroches, en Córdoba, según ha citado.

El presidente ha resaltado estas actuaciones “después de años de muchos recortes” por parte del anterior gobierno socialista, “de años de abandono que ahora estamos pagando”. Como ejemplo de ese abandono ha puesto al Hospital Militar de Sevilla, que es “simbólico de la gestión sanitaria” en Andalucía, ya que tras ver como se iba “deteriorando, destrozando” durante años ahora “vuelve a cobrar utilidad” con las obras de reforma del edificio, previstas para terminar en su primera fase el 3 de diciembre, tras lo que habría que montar el equipamiento. Ha subrayado que se “recupera y moderniza” una instalación “vital” para la provincia y para la comunidad, que llevaba cerrada quince años y que estaba “abandonada al vandalismo” de tal forma que han tenido incluso que recomponer las tuberías, ya que todo lo metálico había sido arrancado.

Ha recordado que este hospital fue “un motivo de batalla política” del gobierno socialista contra el Ejecutivo central que presidía José María Aznar, pero cuando se le entregó “lo abandonó”. Ahora hay “un proyecto real y útil” en el que, en primera fase, permitirá acoger 150 camas hospitalarias, hasta 27 de UCI, tres salas de radiología y otros espacios para farmacia o personal.

Moreno entiende que esta infraestructura se retoma en un momento “clave” por la evolución de la pandemia que exige “realidades y soluciones”, además de “mucha eficiencia”. Ha insistido en que la comunidad vive “un momento de resaca lógica” de julio y agosto en lo que se refiere a los contagios, después de haber abierto la economía y los movimientos, pero ha recalcado que Andalucía sigue estando en penúltimo lugar entre las comunidades en lo que respecta a incidencia del virus en 14 días.

El presidente ha garantizado que hay “un amplio margen” en materia sanitaria si la pandemia cobra mayor intensidad y ha dicho que si en invierno hay más repunte Andalucía “va a estar preparada y va a tener infraestructura suficiente”.