Planas: “Me gustaría que Andalucía entendiera bien que estamos ante una nueva PAC”

El ministro de Agricultura recuerda que ahora el modo de calcularla es “distinta” y que se tienen en cuenta factores como la sostenibilidad o la innovación

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha expresado este lunes su deseo sobre que Andalucía perciba el cambio de rumbo que ha emprendido la Política Agrícola Común (PAC). “A mi me gustaría que Andalucía y la Junta de Andalucía entendiera bien que estamos ante una nueva PAC, totalmente distinta de la del pasado”, ha afirmado Planas.

Durante una entrevista con el programa Mesa de Análisis de Canal Sur Televisión, el ministro ha abundado en la idea del cambio que late en la PAC tras sostener que “esta PAC no es continuación, es punto y aparte”. El ministro de Agricultura ha apuntado que “algunas comunidades lo han entendido, otras, menos”.

Cuestionado si pese a esa metamorfosis de la PAC, Andalucía mantendría el nivel de fondos comunitarios percibidos hasta el momento, Planas ha respondido que “ése (planteamiento) es parte del equívoco”.

“No es para Andalucía ni para Extremadura ni para Castilla La Mancha, ni para ninguna comunidad autónoma. Seamos claros”, ha esgrimido el ministro de Agricultura, quien seguidamente ha apuntado que “el modo de calcular esta PAC es distinto del pasado”.

“Ahora no son requisitos que tengamos que cumplir con Bruselas en su aplicación en España. Ahora son objetivos globales que tenemos que cumplir”, ha proseguido aclarando Planas, quien ha abogado por evaluar “qué sectores necesitan más apoyos”, así como ha blandido que son las propias organizaciones agrarias las que reivindican que “los cálculos no se hagan con rendimientos de hace 20 años”.

“Agricultores y ganaderos andaluces y españoles deben disponer del mejor instrumento de apoyo. Éste es el fondo del debate”, ha afirmado Planas.

Ese cambio de filosofía de la PAC lo ha situado el ministro de Agricultura en aspectos como “el enfoque de la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático, la digitalización del sector, o la incorporación de hombres y mujeres”.

El ministro de Agricultura ha advertido sobre el cronograma de aplicación de la nueva PAC que “la discusión europea no ha acabado, lo que significa que hasta la próxima primavera no podremos tener cerrado el modelo”.

“La PAC, que es apoyo a agricultores y ganaderos, no son kilómetros cuadrados, y no he dicho hectáreas, no es un Fondo de Compensación Interterritorial”, ha apostillado el ministro de Agricultura, quien ha señalado que mantiene “una relación general muy positiva”, al tiempo que ha reivindicado la frecuencia de la interlocución, plasmada en las seis reuniones, según ha indicado, del Consejo Consultivo y la Conferencia Sectorial de Agricultura.

El ministro de Agricultura ha esgrimido que en el Consejo Europeo de julio “se alcanzó un buen acuerdo” tras sostener que “con unos fondos de la PAC que nos deben permitir hacer frente a los retos de esta década”, a lo que ha sumado “el Fondo de Recuperación, del que una buena parte también nos deben servir de apoyo para el sector agroalimentario”.

“El resultado del Consejo Europeo de julio nos ha permitido mantener las cifras del apoyo presupuestario”, ha explicado el ministro de Agricultura, incluso superarlo un poco”.

Ley de la Cadena Agroalimentaria

Planas, cuando se le ha preguntado por la modificación de la Ley de Cadena Agroalimentaria, ha asegurado que “España, Francia, Alemania, y Países Bajos tenemos problemas similares” tras advertir de que “la cadena agroalimentaria está desequilibrada y hay que incrementar el valor que perciben los agricultores”.

El ministro de Agricultura ha sostenido que la “Ley de Cadena Agroalimentaria forma parte de un conjunto de actuaciones para el futuro del sector en España y en la UE”.

Planas ha explicado que “ahora en otoño el proyecto de ley se va a complementar con aspectos de la directiva europea que no se habían contemplado” y ha advertido de que “estamos en una economía de mercado, lo fundamental es la negociación”, por lo que ha apuntado que “no se pueden imponer precios ni la ley no puede aplicarse”.

“La ley fortalece la negociación”, ha trasladado el ministro, quien ha defendido que “el rendimiento no puede ser inferior a los costes de producción”. “¿Se hace con una varita mágica?”, se ha preguntado retóricamente el ministro. “No, se hace con una negociación”, ha apostillado.

Planas ha reclamado “la necesidad de una negociación transparente y la formación de precios con una retribución justa”, una meta que, ha señalado, “se hace a través de un contrato”.

“Estamos en un camino, en una primera fase”, ha indicado el ministro de Agricultura, quien ha alegado que “Alemania y Francia nos llevan años de ventaja en este legislación y aún continúan en este debate”. “La solución no es automática ni sencilla, exige voluntad de acuerdo para que cada uno reciba según su trabajo”, ha concluido Planas.