Almonte aborda las peregrinaciones extraordinarias ante la Virgen del Rocío

La filial de Fuengirola suspende la suya debido al alto número de casos registrados en ese municipio malagueño

El Ayuntamiento de Almonte, en Huelva, ha convocado una Junta Local de Seguridad para abordar las peregrinaciones extraordinarias a la localidad debido a la estancia de la Virgen del Rocío en la iglesia parroquial. De hecho, la filial de Fuengirola, en Málaga, ha suspendido la suya debido al alto número de casos registrados en ese municipio.

La estancia extraordinaria de la Virgen del Rocío en Almonte, a causa de la pandemia del coronavirus, hace que la peregrinación extraordinaria que, fuera de la romería, realiza cada una de las hermandades filiales a la aldea de El Rocío, tengan este año como destino la localidad onubense.

El próximo domingo, 13 de septiembre, comienza el calendario de esas peregrinaciones de hermandades y agrupaciones rocieras, motivo que ha llevado al consistorio a convocar una reunión de la Junta Local de Seguridad. En la misma, además de los titulares de las concejalías de Seguridad Ciudadana y de El Rocío, han participado representantes de las administraciones provincial, regional y central; de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de Protección civil de Almonte, así como la vicepresidenta primera de la hermandad Matriz del municipio.

Las hermandades filiales de Los Palacios y Villafranca, Castrense y Chiclana de la Frontera abren el citado calendario, este año sujeto a una lógica incertidumbre y especial cautela ante el desarrollo de la situación sanitaria. En ese sentido, la hermandad de Fuengirola ha anunciado que no hará su peregrinación por los muchos contagios que esta ciudad malagueña está teniendo, una medida que cualquiera de las 126 hermandades deberá adoptar en situaciones similares, según se recoge en las recomendaciones de seguridad para evitar los contagios facilitadas por la Matriz, que la junta local ha tenido oportunidad de conocer hoy.

Entre esas medidas destacan el mantenimiento de la distancia de seguridad, el uso de mascarillas, la limitación del número de peregrinos y del aforo de la iglesia, o la colocación de pantallas en el santuario para las personas que por restricción de aforos no puedan entrar en la parroquia almonteña. La iniciativa más drástica que se contempla es la interrupción temporal del calendario de peregrinaciones, en el supuesto de que en Almonte hubiera un incremento significativo de contagios.

Colaboración entre administraciones

En declaraciones a los periodistas, el titular de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Manuel Ángel Fernández, y la concejal de El Rocío, Macarena Robles, han coincidido en señalar el especial empeño puesto en la colaboración entre administraciones que, una vez más, se pone en marcha, junto a la Hermandad Matriz de Almonte, para velar por la seguridad de los peregrinos que buscarán encontrarse con la Virgen del Rocío.

“Teniendo en cuenta las circunstancias especiales que estamos viviendo hemos tenido que aunar, todavía más si cabe, más empeño, más esfuerzo y más coordinación en una serie de medidas, y en base a las recomendaciones de la Hermandad Matriz”, han dicho.