Salado espera que la derrota sobre las remanentes sirva “de lección” al Gobierno

El presidente de la Diputación de Málaga exige la creación de un fondo extraordinario para las administraciones locales para sufragar los gastos derivados de la lucha contra el Covid-19

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha advertido este jueves tras tumbarse el decreto sobre los remanentes municipales que “lo que mal empieza mal acaba”. “Espero que esta derrota sirva de lección tanto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y aprendan a respetar a los ayuntamientos y diputaciones”.

“Las instituciones locales somos las más cercanas a los problemas y necesidades de los vecinos, las que más rápido hemos reaccionado y podemos reaccionar para combatir la peor crisis de la historia reciente”, ha apostillado Salado.

Para el presidente de la Diputación de Málaga, “no era justo, serio ni eficaz confiscar los ahorros de los ayuntamientos y diputaciones para tapar la nefasta gestión del Gobierno en esta pandemia”.

“¿Quién nos garantizaba que el dinero de los malagueños no iba a dedicarse a comprar de nuevo el apoyo de los independentistas catalanes y vascos?”, se ha preguntado, al tiempo que ha dicho que “ya hemos visto con el reparto de fondos COVID que este Gobierno prima a unos territorios y castiga a otros, como ha pasado con Andalucía”.

En este punto, ha agregado que este “fracaso” debería hacer dimitir al presidente de la FEMP, Abel Caballero, “que utilizó su cargo para hacer campaña personal en el PSOE y vendió a los ayuntamientos y diputaciones de España a los intereses de su partido”.

“Los ayuntamientos y las diputaciones somos los primeros que queremos colaborar en la lucha contra la crisis sanitaria y económica, pero esperamos y demandamos lealtad institucional y una negociación seria y justa por parte del Gobierno, no este ordeno y mando rechazado por la gran mayoría de alcaldes, incluso muchos socialistas”, ha incidido.

Para Salado, “hoy han ganado los españoles y ha ganado la Constitución, que consagra la autonomía local. Ojalá el Gobierno empiece a respetar nuestra Carta Magna y no se dedique a sabotearla y dinamitar la relación entre las instituciones”.

Asimismo, ha señalado que en el caso de la Diputación, “espero que el Gobierno nos permita invertir los casi 29 millones de euros de los malagueños en ayudas, obras e infraestructuras que crearán empleos y apoyarán a las familias que peor lo están pasando en este año tan terrible”.

Por ello, ha exigido también “la necesidad de crear un fondo extraordinario para los ayuntamientos y diputaciones, como se ha hecho con las comunidades autónomas porque también nosotros hemos afrontado desde el primer día gastos extraordinarios en tareas de desinfección, limpieza, atención primaria, y contratación de más personal”, entre otros.