De vuelta a casa

“Tras rodar su primera película en febrero del año pasado, presentarla en noviembre en la prestigiosa Seminci de Valladolid y contar con un estreno programado para el 10 de abril (hasta que llegó la pandemia y todo se paró), la gaditana Ángeles Reiné debe de estar ansiosa por ver proyectada, al fin, ‘Salir del ropero’”

Tras rodar su primera película en febrero del año pasado, presentarla en noviembre en la prestigiosa Seminci de Valladolid y contar con un estreno programado para el 10 de abril (hasta que llegó la pandemia y todo se paró), la gaditana Ángeles Reiné debe de estar ansiosa por ver proyectada, al fin, “Salir del ropero” en los cines de toda España a partir de esta misma tarde.

Se trata de una comedia con hechuras clásicas, rodada en Lanzarote y protagonizada por la sevillana de origen sueco, Ingrid García Johnson, que cuenta con la inmejorable compañía de las veteranas Verónica Forqué y Rosa María Sardá en su último papel. También interviene otro andaluz de ascendencia extranjera, Alex O’Dogherty, nacido en San Fernando y con apellido de origen irlandés.

Formada en Londres, Ángeles Reiné es poseedora de una larga trayectoria en la publicidad, faceta por la que ha sido reconocida por premios internacionales. En televisión contribuyó a la creación de la serie “Doctor Mateo” y completó su experiencia profesional en Los Ángeles, donde dirigió dos cortometrajes y escribió un par de guiones seleccionados en Sundance. Durante su estancia en California coincidió con otros andaluces, el cordobés Javier Gutiérrez y el algecireño Alexis Morante, que casualmente preparan sendas películas para rodar en Andalucía.

Javier Gutiérrez se convirtió en uno de los escasísimos cineastas españoles contratados por una de las “majors”, la Paramount en este caso, para la que dirigió “Rings”. Ahora, antes de embarcarse en otro proyecto norteamericano, tiene previsto regresar a Andalucía al abrigo del productor Antonio Pérez, quien confió en él, junto a Antonio Banderas hace más de una década, para que dirigiera el estupendo “thriller” con fondo apocalíptico, “3 días”, que le abrió las puertas de Hollywood. Ahora prepara “La espera”, que formaría parte, junto con la anterior, de una trilogía de cine fantástico andaluz de ambientación rural y setentera. La historia que aborda ahora es una nueva y oscura incursión en el terror protagonizada por un hombre enfrentado a una doble tragedia: la accidental muerte de su hijo y el posterior suicidio de su esposa.

Estos días se encuentra en Málaga Alexis Morante seleccionando niños para su primer largometraje de ficción, “El Universo de Óliver”, en el que ha logrado reunir un estupendo elenco formado por Salva Reina, María León y Juan Diego; éste era el magistral narrador del documental “Camarón: Flamenco y revolución” y encarnaba a un torero retirado en el cortometraje rodado en California, “Matador on the road”, ambos dirigidos por Morante.

Casi una década lleva este cineasta con la idea de llevar a la pantalla la novela de Miguel Ángel González, guionista junto al propio director y a Raúl Santos, autor de un excelente documental sobre Gibraltar, “La Roca”. El Óliver del título es un niño de 12 años agobiado por la incomprensión de sus padres y que sólo cuenta con la complicidad de su abuelo; se ambienta en una Andalucía deprimida de mediados de los 80, en la que el Cometa Halley jugará un papel decisivo. Con la película, Morante pretende recrear la infancia que el vivió en su Algeciras natal, en la que prevé rodar en la primavera del próximo año.