Los envasadores venden un nueve por ciento más de aceite de oliva por el virgen extra

Los datos reflejan también crecimientos en la categoría “suave” e “intenso” y una caída significativa en el aceite de oliva virgen

Las empresas envasadoras registraron un incremento de sus ventas en volumen de aceite de oliva del nueve por ciento durante los ocho primeros meses del año, hasta superar los 232 millones de litros, gracias sobre todo al impulso de la categoría virgen extra.

Así se desprende de los datos publicados este jueves por la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), cerrados a finales de agosto y que reflejan también crecimientos en la categoría “suave” e “intenso”, y una caída significativa en el aceite de oliva virgen.

El virgen extra aumenta un 15 % en los ocho primeros meses de 2020, hasta los 98,5 millones de litros, mientras que el virgen baja un 5 %, con 15,7 millones.

El aceite de oliva suave acumula un alza del 5 %, hasta los 82,4 millones de litros, y el intenso de un 7 %, con lo que supera los 35,6 millones.

En cuanto a los aceites de semillas, las ventas se sitúan en 206 millones de litros, un 13 % menos que en el mismo período de 2019.

Dentro de este segmento la principal categoría es la de aceite de girasol, que entre enero y agosto se desplomó casi un 22 %, hasta los 184 millones de litros.

Los aceites de soja (-66 %), mezcla de semillas (-28 %), resto de semillas (-3 %) y maíz (-1,8 %) también caen en los últimos meses.