Nacen las tortugas bobas del nido descubierto en las playas de Fuengirola

Han eclosionado tras 49 días de incubación tanto los huevos trasladados al centro Bioparc del municipio como los que se dejaron enterrados de forma natural

Los huevos del nido de tortuga bobas encontrado el pasado cinco de agosto en las playas de Fuengirola han eclosionado tras 49 días de incubación en Bioparc Fuengirola y en la playa de Marbella.

Bioparc Fuengirola, como ha explicado en un comunicado, se encargó de incubar en sus instalaciones 12 huevos del nido, que fue identificado por el Programa de Gestión Sostenible del Medio Marino de la Junta de Andalucía. El centro siguió un estricto protocolo para garantizar unos niveles de humedad, temperatura, iluminación y oxígenos concretos, reproduciendo en la medida de lo posible las condiciones del litoral malagueño, ya que el resto de huevos fueron enterrados en la playa de Marbella.

Con el propósito de aumentar las probabilidades de que el nido saliese adelante, tras 49 días de incubación, han empezado a romper el huevo las primeras tortugas en Bioparc Fuengirola y, pocas horas después, lo hacían las del nido trasladado a Marbella.

Esta coordinación en las eclosiones, ha detallado el parque, viene a ser un éxito para los técnicos que determinaron qué condiciones reproducir en las incubadoras, ya que han permitido que las tortugas que hay en las instalaciones de Bioparc Fuengirola empiecen a nacer el mismo día que las del nido enterrado en la playa marbellí.

A pesar de que este acontecimiento se ha adelantado casi un mes -estaba previsto para finales de octubre- desde Bioparc Fuengirola aseguran que “entra dentro de la normalidad”, pues los nidos de tortuga boba pueden empezar a eclosionar desde el día 50 hasta el día 90 de incubación.