El agujero negro de los positivos no detectados: hasta 160.000 en el país este mes

Un matemático de la US avisa de que «no harán ningún tipo de cuarentena» y «seguirán haciendo avanzar sin control la epidemia». Apuesta por confinamientos quirúrgicos para «salvar vidas»

No se sabe qué saldrá del quiebre de realidad que ha causado el coronavirus. De lo que ya no hay duda es de que el país y la región sufren su segunda embestida. Para combatirla, el catedrático de Análisis Matemático de la Universidad de Sevilla (US), Antonio J. Durán, cree que «va a haber que confinar». En una nueva entrada accesible en el Blog del Instituto de Matemáticas de la US, consultada por LA RAZÓN, se reflejan sus estimaciones, realizadas a partir de datos difundidos por el Ministerio de Sanidad, de las que se desprende que «es muy posible que a lo largo de septiembre hayamos dejado de detectar a entre 10.000 y 40.000 infectados por semana (mientras que esa cifra se situaba en el orden de los miles a mediados de agosto)». Esto es, se habrían escapado de las estadísticas oficiales entre 40.000 y 160.000 contagiados este mes. Unos positivos no contabilizados que «no harán ningún tipo de cuarentena» y «seguirán haciendo avanzar sin control la epidemia», avisa el matemático. Llegados a este punto, considera que será «difícil» volver a dominar la situación, «si no se impone algún tipo de confinamiento».

Durán deja constancia en su escrito de que los números muestran que la pandemia «es muy heterogénea en España» y se observan «grandes diferencias» no sólo entre comunidades o provincias, también entre pueblos o incluso entre barrios de una misma ciudad. Así, «mientras el número de muertes por Covid-19 en la última semana -la entrada está fechada el pasado 23 de septiembre, con lo que se refiere a los siete días previos- por cada 100.000 habitantes ha sido en Madrid de 2,55», en Andalucía fue de «0,55»; proporción que es una quinta parte de la madrileña.

Dentro del mapa autonómico también se dan esas divergencias. De hecho, el catedrático vincula a Almería una proporción de «1′57» y a Huelva otra de «0′4». A su entender, «esa heterogeneidad» haría que el encierro no tenga que afectar a «todo el país como en marzo, sino que podría ser más quirúrgico» y marcarse para «zonas mucho más reducidas», mantiene. Durán explica que a ello podría contribuir el que en estos momentos se disponga de datos de infectados, hospitalizados, muertes... «casi por calles», lo que permitiría saber qué puntos deben aislarse. «Pero lo que sí parece meridianamente claro es que va a haber que confinar», remarca, porque esto «puede salvar vidas».

Apuesta además por «reforzar la atención sanitaria primaria (a todas luces desbordada en buena parte de las autonomías)» y «por aumentar y mejorar la eficiencia en el rastreo» para no tener que cerrar el país entero.

El contenido íntegro de toda su exposición se puede consultar en el siguiente enlace: http://institucional.us.es/blogimus/2020/09/tambien-ahora-el-confinamiento-puede-salvar-vidas/