Un testigo sitúa al “loco del chándal” en Almadén de la Plata la noche del incendio

Esta persona asegura visualizó a unos treinta metros de distancia un turismo modelo Citroen Xsara Picasso de color “claro o gris” conducido por el acusado

La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla ha celebrado este miércoles la última de las dos sesiones del juicio promovido contra Manuel González González, conocido como el ‘loco del chándal’, condenado a 169 años de prisión y excarcelado en 2013 merced a la derogación de la doctrina ‘Parot’, por la presunta autoría de un incendio declarado en la vivienda de una hermana del exalcalde de Almadén de la Plata José Luis Vidal (PP), después de que éste participase en las movilizaciones ciudadanas celebradas contra el regreso de este hombre a dicho municipio.

Durante esta segunda sesión, ha prestado declaración por vía telemática un testigo protegido que ha dicho conocer “de vista” al acusado, -quien defiende que la noche de los hechos estaba en Martorell (Barcelona)-, asegurando en contra de la versión del encausado que esa noche vio al mismo al volante de un coche que accedía al casco urbano de Almadén.

Según este testigo protegido, la noche del 11 de marzo de 2017, pocas horas antes del mencionado incendio, él estaba en la calle Puerto de la Cruz dirigiéndose a “visitar a un familiar” cuando visualizó a unos 30 metros de distancia un turismo modelo Citroen Xsara Picasso de color “claro o gris” conducido por Manuel González González, quien circulaba solo en dicho vehículo y a quien identificó con “absoluta seguridad”.

Así, este testigo protegido ha asegurado “sin ninguna duda” que vio al acusado la noche de los hechos en la localidad, frente a la tesis del mismo de que en aquellos momentos estaba en Martorell.