Debate del Estado de la Comunidad antes de la Conferencia de Presidentes

Juanma Moreno solicita la convocatoria una semana antes del encuentro autonómico del 26 de octubre en el que participará la presidenta de la Comisión Europea

La hoja de ruta se despeja. El Debate sobre el Estado de la Comunidad será la semana previa al 26 de octubre, fecha fijada para la Conferencia de Presidentes en la que además del jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, participará la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von del Leyen. La cita, previsiblemente, será el 21 y 22 de octubre. El objetivo anunciado por Moreno es alcanzar «el consenso» con todos los grupos del Parlamento andaluz para presentar los proyectos clave para que Andalucía salga de la crisis económica y social derivada del coronavirus. El dirigente andaluz también pretende sacar los Presupuestos de 2021 con el resto de formaciones. Juanma Moreno reclamará al Estado 20.000 millones de euros de los fondos europeos para Andalucía, más de la mitad de los fondos propios andaluces de un ejercicio. Las últimas cuentas andaluza sobrepasaron los 38.500 millones. La obsesión ahora mismo del Gobierno andaluz es recopilar proyectos e iniciativas para la recepción de los fondos europeos. Según la Junta, ya cuenta con iniciativas para presentar en diciembre y cubrir 10.000 millones.

La cita en el Parlamento se prevé para el 21 y 22 de octubre. El Gobierno andaluz pretende 20.000 millones en fondos de la UE

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, participó en un debate con otros líderes autonómicos como Núñez Feijóo y García-Page dentro del II Foro La Toja Vínculo Atlántico. Moreno, fuera del evento ya, señaló que «el presidente del Gobierno ha avanzado que el próximo 26 de octubre vamos a tener una Conferencia de Presidentes a la que va a asistir la presidenta de la Comisión Europea para hablar de los proyectos de regeneración y estímulo para toda España y evidentemente para Andalucía». Por ello, el presidente andaluz adelantó que pedirá a la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, que la semana previa a esa reunión se celebre el Debate sobre el Estado de la Comunidad «para llegar al mayor consenso posible» entre todas las fuerzas de la comunidad. Moreno señaló que «es importante que empecemos a aclarar cómo van a ser estos fondos y la fórmula para disponer de los recursos», así como el calendario. La líder de la oposición en Andalucía, Susana Díaz, respondió que «el Debate sobre el Estado de la Comunidad debe ser mucho más que el reparto de los fondos europeos».

Moreno defendió en el foro la necesidad de «un reforma del modelo autonómico» porque «evidentemente hay margen de mejora después de 40 años de Constitución y de Estado de las Autonomías». Moreno incidió en que «se han visto ciertas deficiencias en el ámbito de la coordinación, en el ámbito de la cooperación entre las distintas administraciones públicas en el conjunto de España». El presidente andaluz consideró que «se debería analizar cómo mejorar ese funcionamiento». «¿Es el momento actual el mejor (para hacer las reformas)?», preguntó Moreno de forma retórica. «Ahí tengo ya mis dudas», se contestó. «Hay algunos que pensarán que la pandemia es una gran oportunidad para el populismo», alertó el presidente andaluz. «Si no damos certidumbre o credibilidad», dijo, muchas personas «pueden dar el salto al populismo». Contra ello, defendió «normas claras y estabilidad política». Moreno puso ejemplo de Andalucía «con la estabilidad» existente y recordando que «el primer año subimos un 80% la inversión extranjera». «Nos hemos dado cuenta de que somos vulnerables en lo económico», dijo. «Lo que tenemos que trabajar desde el Estado y las comunidades es un esfuerzo para salir adelante», indicó. El presidente andaluz dijo «identificarse» con «las palabras del presidente Rajoy y del presidente González, con esa generación, de política de altura». «Seamos más pragmáticos», pidió, y «más realistas».

El presidente andaluz recordó que «España es un país diverso» y «sólo nos falla la permanente confrontación que nos lleva casi a la autodestrucción como gran Nación que estamos en el mundo», alertó. Moreno abogó por «un marco competencial claro y estable». «No puede ser que las competencias sean difusas. El Estado tiene unas competencias, las comunidades tienen unas competencias y los ayuntamientos tienen unas competencias pero al final todo es transferible por parte del Estado», explicó. Según el dirigente andaluz, «hay como un modelo que no está cerrado y que está al albur incluso de la negociación parlamentaria». Moreno defiende «un aclarado» de los apartados competenciales «para que haya claridad y no haya choques». Con todo, abogó por abrir «este debate en un momento de cierta serenidad». «Hace falta que bajemos los decibelios, que nos serenemos, hace falta mucho más diálogo, más honesto, transparente y con más rigor», señaló.

Acerca del Senado, indicó que «o lo reformamos o lo cerramos». «El Senado tiene sentido no como una cámara de segunda lectura sino como verdadera cámara de representación territorial», argumentó. «Hay modelos en los que nos podemos fijar», indicó, citando a Alemania. «Los grandes debates territoriales deberían pasar por esa Cámara», indicó.

Para la administración, pidió «una fórmula más eficaz» evitando «duplicidades». «Tenemos que buscar una administración mucho más cercana al ciudadano y eso significa una nueva ley de función pública», dijo. Sobre la situación, Moreno describió el momento como «delicadísimo» al que «no hay que añadirle la inestabilidad institucional». «No es momento de discutir la Monarquía parlamentaria o la jefatura del Estado», subrayó. «La bronca política nos va a llevar a un bloqueo y una situación más delicada», avanzó.