La Justicia andaluza se prepara por si los ERTE vencen a fin de año

Los planes de refuerzo han supuesto una inversión de siete millones de euros y se prorrogarán al menos hasta junio de 2021

El sistema judicial andaluz está preparando refuerzos en las jurisdicciones de lo social y mercantil en caso de que los ERTE no se prorroguen más allá del próximo 31 de diciembre, lo que provocaría una “sobrecarga” de trabajo “enorme”.

Así lo han explicado a los periodistas el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, tras la Comisión Mixta entre la Junta de Andalucía y el Alto Tribunal andaluz.

Del Río ha afirmado que tras el confimamiento por la pandemia de coronavirus, la actividad judicial se ha podido remontar en algunos partidos judiciales pero no en las grandes capitales andaluzas, por lo que ha destacado los planes de refuerzo puestos en marcha por la Junta.

Estos planes han supuesto una inversión de siete millones de euros y se prorrogarán al menos hasta el 30 de junio de 2021, aunque en diciembre se analizarán si las medidas puestas en marcha están sirviendo para dotar de normalidad al sistema judicial, ha apuntado Marín.

Si los ERTE concluyen el 31 de diciembre próximo, que es la nueva fecha anunciada por el Gobierno, habrá una sobrecarga de trabajo “enorme” en lo social y lo mercantil, por lo que Del Río ha dicho que se debe hacer un estudio de campo para aumentar el número de jueces y poder “duplicar” señalamientos y resoluciones judiciales.

“Está todo pendiente de la evolución de la crisis económica” generada por la pandemia de coronavirus, ha resumido el presidente del TSJA, quien ha lamentado que esta circunstancia ha originado “tres meses muy difíciles” por la necesidad de separar los señalamientos y las vistas orales y no poder obtener un rendimiento “óptimo” de las instalaciones judiciales.

El vicepresidente andaluz, por su parte, ha precisado que con datos de finales de septiembre se confirma que existen los mismos números de casos que en ese mes del año pasado, lo que demuestra que aún no ha entrado ningún trabajo “extraordinario” en las jurisdicciones social y mercantil.

Marín ha afirmado que el “gran reto” actual es mantener un servicio “esencial” como la administración de la justicia a pesar del nivel de “presión” y trabajo actual al que están sometidos los órganos judiciales en particular y la Administración en general.

Hasta ahora “lo estamos consiguiendo” con una rápida adaptación de sistemas digitales, se ha congratulado el vicepresidente andaluz, quien ha agradecido la labor de todos los operadores judiciales para hacer posible esa realidad y al presidente del TSJA su disposición y sugerencias para lograrlo.

La normalidad en el funcionamiento se está logrando sin dejar de culminar proyectos de nuevas sedes judiciales, como las nuevas que se abren “en breve” en Lebrija y Barbate, y seguir con proyectos de más envergadura, como las ciudades de la justicia de Sevilla y Jaén, ha añadido Marín.