Objetivo: Presupuesto «este mes» pese a los «retrasos» de Montero

La Junta de Andalucía contará esta semana con el «primer borrador» del articulado de las cuentas de 2021. Bravo defiende que no es momento de «recortar ni de despilfarrar» sino del «control»

El Presupuesto, en términos de estabilidad política, supone el paso del Rubicón para todo Gobierno. A las 48 horas de que el Ejecutivo central suspendiera las reglas fiscales que permitirán a Andalucía endeudarse con un déficit del 2,2%, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, anunció que está preparado el primer borrador de las cuentas para 2021, que se aprobarán antes del 31 de octubre, «en tiempo y forma», especificó en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha remitido una carta a los grupos, a la que accedió LA RAZÓN, en la que explica las directrices marcadas desde el Ministerio que dirige María Jesús Montero. Del déficit del 2,2%, la Junta defiende que el Estado asuma la mitad y la comunidad la otra parte. «Esta cuestión arroja mucha incertidumbre porque no conocemos cuáles serán definitivamente los criterios», expuso Bravo. En la epístola, el consejero subraya: «No queremos que se vuelva a repetir la situación vivida en el reparto del Fondo Covid-19, cuando Andalucía recibió «aproximadamente 71 euros por andaluz cuando la media está en 127». «Tampoco la situación con las entregas a cuenta de 2008 y 2009, que se convirtieron en una deuda de más de 6.100 millones dos años después y que supone descontar todos los años 233 millones» que «podríamos usar en sanidad, educación o inversión productiva para el empleo». Bravo señala además que la información de las entregas a cuenta llegó tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera y se espera más documentación sobre «las cantidades de las que van a disponer las comunidades». El consejero de Hacienda defendió en el Parlamento que no es momento de «recortar ni de despilfarrar»: «Es el momento del control».

El primer borrador del anteproyecto de ley del Presupuesto de la Junta será analizado este viernes en la reunión de viceconsejeros, respondió Moreno al portavoz de Cs Sergio Romero en el Pleno. El presidente defendió que las cuentas recogerán la prestación de servicios en sanidad y educación y tendrán como principal reto luchar contra la pandemia y el desempleo. Otro objetivo consiste en apoyar las inversiones del sistema productivo andaluz. Cs pidió a Moreno que exija al Gobierno central «las mismas reglas para todos» tras recordar que el déficit es en el País Vasco será del 2,6%.

Moreno recordó que en las últimas cuentas ya se recogieron 70 enmiendas de los grupos, «algo inédito» en la Cámara andaluza. La intención del Gobierno andaluz es lograr el máximo consenso posible para lo que Moreno pidió a los grupos «pragmatismo», apostillando a Susana Díaz que «Madrid no le va a consultar» sus decisiones al PSOE-A.

A pregunta de Inmaculada Nieto, de Adelante, Moreno ya se quejó de la financiación estatal por la Covid. «No puede ser que nos den 583 millones cuando llevamos más de 2.300 millones gastados». El presidente andaluz recordó que la comunidad andaluza es «una comunidad como Portugal» en tamaño y criticó a «un Gobierno de la Nación inerte e indolente con Andalucía». El presidente también anunció que se abonarán el 16 de octubre 850 millones a 208.000 agricultores y ganaderos del 70% de adelanto de la PAC y pidió al Gobierno que defienda a Andalucía en la negociación con la UE para el nuevo marco.

Moreno espera que el presupuesto surja «del diálogo y del consenso». «Ahora toca que todos pongamos el hombro, que todos rememos en la misma dirección, tiempo habrá para la crítica», expuso. La intención del Gobierno de PP y Cs es «integrar propuestas de todos los grupos». Al abordar el estado actual de los servicios públicos, el jefe del Ejecutivo andaluz recordó que en las actuales cuentas ya «se metieron 1.200 millones más en sanidad. ¿Se imagina cómo estaríamos sin ellos?». Moreno definió las pasadas cuentas como «los presupuestos más sociales de la historia» para «evitar los daños de la época de los recortes». También recordó que «no se nos puede pedir que en un año hagamos lo que otros no han hecho en 37».

Como avance de las nuevas cuentas, Moreno defendió «el máximo rigor fiscal». «Fuimos la única comunidad que cumplió la norma de gasto» en las anteriores cuentas, dijo, lo que otorga «credibilidad y confianza».

Susana Díaz pidió a Moreno que «no haga trampas con las cifras». «El Gobierno va a transferir más de 2.000 millones. Con los datos mensuales, Andalucía ha gastado 485 millones. ¿Dónde va a ir el resto?», cuestionó, recordando las palabras del rector de la Universidad de Sevilla asegurando que «no es de recibo quitar dinero a las universidades y dar 111 millones a Canal Sur». «Si pretende un trágala al PSOE con los Presupuestos, no es el camino», defendió Susana Díaz. Juanma Moreno se quejó de que la líder de la oposición «estimula una fábrica de bulos». Posteriormente, el PSOE cuestionó cómo el Gobierno andaluz podrá tener el borrador de los Presupuestos si «la Junta no tiene aún los datos para presentar» las cuentas.

El auto judicial de Madrid no afecta a Andalucía pero se consultará a un juez
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, recomendó al Gobierno de España «que aprenda de los errores y, a partir de ahora, mantenga un diálogo fluido, franco y sincero con las comunidades para evitar circunstancias» como el auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
El presidente recordó que este auto judicial «no afecta» a Andalucía porque la propuesta que el Ministerio sólo afectaría a «doce municipios de Andalucía». De cualquier modo, antes de confinar ciudades por la pandemia, la Junta consultará al juez para evitar la inseguridad jurídica. Granada es la capital con una situación más grave en la actualidad en la región.