El IAPH restaurará el conjunto textil «de los Apóstoles» de la Virgen del Rocío

Las piezas están realizadas en tejido tisú de plata con bordados de hilo metálico y de seda de colores y están declaradas BIC

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico restaurará el conjunto textil «de los Apóstoles» del ajuar de la Virgen del Rocío, obras que fueron diseñadas por Joaquín Castilla Romero y realizadas, entre 1950 y 1961, en el taller de bordados del convento de Santa Isabel de Sevilla. La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, presidió la firma del contrato entre el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte (Huelva), Santiago Padilla Díaz de la Serna, y el director del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), Juan José Primo Jurado, para la intervención en el conjunto textil.

Este conjunto textil, compuesto por el manto y vestido de la Virgen –integrado por saya, cuello, pecherín, mangas y sobremangas– y el vestido del Niño –compuesto por túnicas y mangas–, forma parte del ajuar de la Hermandad Matriz de Almonte, titular de un amplio y variado patrimonio cultural, protegido como Bien de Interés Cultural (BIC) en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (Cgpha).

Del Pozo destacó en Sevilla el valor artístico, histórico y etnológico de estas piezas textiles, que conforman «el magnífico ajuar de la Hermandad Matriz de Almonte», que cuenta con la máxima protección en un bien patrimonial, la de BIC.

Estas piezas, que serán restauradas en el Departamento de Textil del IAPH, están realizadas en tejido tisú de plata con bordados de hilo metálico y de seda de colores; las cabezas de querubines en marfil del manto son de Juan Miguel González y la paloma del Espíritu Santo en plata es de Seco Velasco.

La principal alteración de las piezas, según apuntan los estudios técnicos previos a la intervención, es la suciedad y atenuación del brillo de los hilos metálicos de los bordados y la pérdida de la intensidad cromática en las sedas polícromas y en el tisú, debido a su exposición a agentes de deterioro externos.

Además, se evidencian pérdidas de hilos y elementos metálicos del bordado, en mayor porcentaje en el manto y corrosión en algunos hilos metálicos y otros elementos, más evidente en la saya y el manto, que han virado a matices pardos y verdosos y que, por tanto, afectan a la estética de algunas zonas.