Especialistas de Quirónsalud reconocen la labor de padres y profesores en estos momentos de “estrés emocional”

Destacan que los docentes han creando nuevos entornos de aprendizaje para buscar soluciones ante la crisis sanitaria

Quirónsalud ha querido reconocer, coincidiendo con la semana en la que se celebra el Día Mundial de la Docencia y el Día Mundial de la Salud Mental, el 5 y 10 de octubre, respectivamente, la labor que realizan padres y profesores en estos momentos de estrés emocional incrementado por el coronavirus.

El Hospital Quirónsalud Málaga, “consciente del trabajo y esfuerzo que esto conlleva y de la importancia de valorarlo”, ha querido dedicar la conmemoración de ambos días a hacer balance de la situación emocional vivida hasta ahora por padres y docentes “y honrar su labor”.

La psicóloga de la Unidad de Terapia, Rehabilitación y Psicología del Hospital Quirónsalud Málaga Carmen Barceló ha analizado los datos obtenidos tras evaluar y entrevistar ambos perfiles, apuntando que en el caso de los docentes “han demostrado, una vez más, una gran capacidad de liderazgo e innovación para asegurar que #ElAprendizajeNuncaSeDetiene -eslogan del Día Mundial de la Docencia-”, buscando soluciones y creando nuevos entornos de aprendizaje para sus alumnos.

Sin embargo, ha indicado la especialista en un comunicado que “esto ha provocado en ellos situaciones de estrés y de inseguridad por no sentirse capaces de lograr el objetivo, lo que ha llevado a algunos a acudir a la consulta de Terapia, Rehabilitación y Psicología para encontrar el apoyo necesario”.

“En el caso de los docentes, la mayoría han referido no sentirse seguros del todo: después de tantos meses limitando el número de personas reunidas, encontrarse ahora rodeados de entre 25 y 30 alumnos les exige un esfuerzo de adaptación y gestión del estrés emocional”, ha declarado Barceló.

No obstante, ha indicado que todos ellos “reconocen que la actuación por parte del alumnado, desde los más pequeños de infantil hasta los adolescentes, es de máxima responsabilidad y respeto hacia las nuevas normas y medidas de comportamiento en el centro que suelen ser las mismas para todos: uso obligatorio de mascarillas, higiene de manos, uso de gel hidroalcohólico, distancia social, recreos escalonados y organizados en grupos “burbujas” e itinerarios marcados de entrada y salida”.

“Me llama gratamente la atención ese sentir colectivo descrito por la mayoría de los docentes de trabajo de equipo y de colaboración y sus esfuerzos por mantener la motivación alta, dejando entrever su vocación por la enseñanza”, ha señalado la psicóloga, quien ha apuntado que “en general, el colectivo docente aboga por una enseñanza presencial o semipresenciales sin lugar a duda”.

En cuanto al Día Mundial de la Salud Mental de este año, ha señalado que se celebra “en un momento en que nuestras vidas cotidianas se han visto considerablemente alteradas como consecuencia de la pandemia de COVID-19”. “Los últimos meses han traído muchos retos: cambios laborales, escolares, sociales y familiares, nuevas normas y pautas de comportamiento, medidas de seguridad, inquietud y miedo frente al virus, tristeza y pena por la distancia e inseguridad ante una vuelta al cole de lo más dispar”, ha dicho la psicóloga.

Según la especialista, los padres tratados en su consulta estos días “han referido una gran sintomatología ansiosa, angustia y miedos diversos ante la cercanía de la vuelta al cole”. Sin embargo, ha añadido, “tras los primeros días de clase, comprobar que los centros han asumido protocolos de seguridad y que los más pequeños aceptan y se adaptan a las nuevas medidas con serenidad, responsabilidad y buen ánimo, reconocen encontrarse más confiados y relajados al respecto”.

A pesar de esto, ha asegurado que “sigue siendo prioritario para ellos que, tanto el centro como el equipo docente y el alumnado, no bajen la guardia y continúen manteniendo de manera eficaz las medidas propuestas”. Además, ha apuntado que “a pesar de sentirse más reconfortados, muchas familias han optado por limitar el tiempo de permanencia de sus hijos en los centros escolares, así como evitar comedor y actividades deportivas y extraescolares”.

Asimismo, añade la especialista, “existe una respuesta de ansiedad y miedo más intensa cuando en la familia existe un familiar vulnerable de alto riesgo con el que hay mucho contacto o incluso una convivencia diaria”, aunque ha precisado que las personas que acuden a consulta y que están en este proceso adaptativo “en el que, de alguna manera estamos todos inmersos, son un reflejo de la gran resiliencia que estos tiempos exigen”.

“Se observa gran capacidad de afrontar los cambios, la adversidad, reponerse ante las malas noticias y reinventarse para tratar de salir adelante”, ha manifestado Barceló, apuntando que “tanto docentes y progenitores coinciden al unísono en destacar el admirable comportamiento de los más pequeños de la familia, que, a pesar de todo lo que ocurre a su alrededor asumen las normas y los cambios con gran capacidad, responsabilidad y una gran sonrisa”.

El Grupo Hospitalario Quirónsalud cuenta en la actualidad en Andalucía con siete centros hospitalarios situados en las ciudades de Málaga, Marbella, Los Barrios (Cádiz), dos en Sevilla, Córdoba y Huelva, además de 17 centros médicos de especialidades y diagnóstico y un hospital de día quirúrgico, que lo posicionan como líder hospitalario privado de esta comunidad autónoma.

Cuenta con más de 40.000 profesionales en más de 125 centros sanitarios, entre los que se encuentran 47 hospitales que ofrecen cerca 7.000 camas hospitalarias. Dispone de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional.

El Grupo trabaja en la promoción de la docencia (ocho de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuenta con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, único centro investigador privado acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).