Andalucía plantea ampliar el bono turístico a Portugal y otras comunidades

Se va a proponer subvencionar con el cincuenta por ciento los viajes a personas con renta inferior a 22.000 euros y las que tengan un 33 por ciento de discapacidad

Andalucía se plantea ampliar el bono turístico andaluz creado para reactivar los viajes debido a la situación generada por la pandemia, a otras comunidades autónomas españolas y países, entre los que figura Portugal, según ha anunciado este viernes el consejero de Turismo, Juan Marín.

“Empiezan a verse los efectos positivos” de este bono, ha manifestado Marín tras reunirse con representantes de las asociaciones de agencias de viajes para reforzar el sector turístico en la comunidad.

Marín ha dicho que quieren que sea un bono “abierto y flexible, que se vaya adaptando a las necesidades del mercado”, motivo por el que el próximo Consejo de Gobierno propondrá una modificación para subvencionar con el 50 por ciento los viajes a personas con renta inferior a 22.000 euros y las que tengan un 33% por ciento o más de discapacidad.

El titular de Turismo ha afirmado que le hubiera “encantado” que este bono se hubiese hecho a nivel nacional, pero ante esta imposibilidad no descarta llegar a acuerdos con otras comunidades autónomas o países que quieran apostar por esta herramienta, entre los que ha citado Portugal.

El bono “ha venido para quedarse”, ha asegurado Marín, que considera que es un instrumento que puede ser útil para un determinado tipo de público, así como para combatir la estacionalidad.

Durante la reunión, los agentes de viaje le han trasladado la necesidad de sentar las bases para la recuperación del turismo internacional y le han planteado la posibilidad de establecer una colaboración con la iniciativa privada para realizar test de antígenos a los viajeros.

A este respecto, Marín ha dicho que existen “limitaciones” de competencias respecto a estas pruebas que, por ejemplo, la Junta no puede realizar en los aeropuertos, pero sí podría hacer en los hoteles o clínicas, una iniciativa que deben abordar conjuntamente con los empresarios, y que tiene que estar “avalada por la autoridad sanitaria”.

En el encuentro, el consejero ha ensalzado el papel de las agencias de viajes, que son “esenciales para conectar el viajero con el destino”, pues de los 32,5 millones de viajeros que llegaron en 2019 a la comunidad, un 20,7 por ciento lo hicieron tras adquirir un paquete turístico o viaje combinado a través de estos intermediarios.

Por ello, la Junta quiere plasmar la colaboración, además de en la organización de congresos y conferencias, en la puesta en valor de los nuevos productos, como el proyecto “Origen y Destino”, que va destinado a un mercado interesado en el paisaje, medio ambiente, gastronomía o cultura; “Andalucía deja huella” o “Andalucía es flamenco”.

En el turismo internacional, ha considerado fundamental la seguridad, por lo que a partir del 1 de enero los viajeros que lleguen a Andalucía dispondrán de un seguro para cubrir cualquier circunstancia provocada por la COVID-19.

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, ha manifestado que “son tiempos complicados” para el turismo pero hay que “trabajar para que cuando pase la crisis sanitaria, volvamos al tráfico de turistas que siempre hemos tenido”.

“El turismo en un país como es España no puede cesar, tenemos que seguir trabajando, hay muchas cosas que se pueden hacer”, como dar a conocer un destino “diferencial” como Andalucía, “de gran atractivo a nivel mundial”, ha declarado.

A la reunión también han asistido los presidentes de la Federación Andaluza de Agencias de Viajes, Sergio García, y de la madrileña Unión de Agencias de Viajes (UNAV), José Luis Méndez.