Así ha sido la noche de desfase en Granada pese a tener los peores datos de contagios Andalucía

La Policía tuvo que desalojar una discoteca, intervenir en otros establecimientos y detener a dos hombres por violencia de género en una ciudad con más de 500 casos por 100.000 habitantes

En Granada los números ligados a la covid no son muy positivos, al haberse superado ya el umbral de los 500 casos por 100.000 habitantes que hace saltar todas las alarmas, pero hay a quienes no parecen preocuparles. La Policía Local ha formalizado este fin de semana más de 90 denuncias por diversos motivos, sobre todo por los ruidos provocados por fiestas en pisos, botellones en la calle y por el no uso de la obligatoria mascarilla. A ello se suma el desalojo de una discoteca, un tipo de negocio que debía permanecer cerrado por las restricciones que ha impuesto el coronavirus, en cuyo interior había “alrededor de 60 personas”, según han confirmado fuentes policiales a LA RAZÓN, y dos detenciones por presuntos casos de violencia de género.

Durante la pasada noche, la Policía recibió más de 350 llamadas que se tradujeron en más de 120 actuaciones prestadas por las patrullas de servicio nocturno. La mayor parte de ellas denunciaban molestias generadas por ruidos en viviendas por fiestas, un total de 80, o en la vía pública, debido a la multitud de personas que había en la calle. De hecho, de las 90 denuncias, 25 estaban ligadas a las fiestas privadas, 23 al consumo de alcohol al aire librea, ocho a las mascarillas y el resto a infracciones como tenencia de sustancias estupefacientes o de tráfico.

Los agentes intervinieron además en cinco a establecimientos, entre ellos la mencionada discoteca, en dos casos por ocupación de la vía pública con terraza fuera del horario permitido, en otro fue en un pub que igualmente superaba ese listón y en la última ocasión se trataba de un bazar que vendió alcohol más allá de las 22:00 horas.

La actuación de la Policía no acabó en lo relatado. Tuvo que disolver una concentración de personas en la calle Ganivet sobre la 1:00, tras la clausura de los establecimientos de ocio y que arrestar a dos individuos por supuesta violencia de género. Por último, intervino en tres accidentes de tráfico, uno de ellos provocado por un vehículo que no respetó la fase roja de un semáforo y arrolló a dos chicas que resultaron heridas y tuvieron que ser trasladadas en ambulancia a un centro hospitalario para ser atendidas. El conductor se dio a la fuga, pero gracias a la colaboración ciudadana se recabaron los datos necesarios para iniciar la investigación e identificar al autor.