Villalobos apuesta por una “fiscalidad diferenciada” frente a la despoblación

El presidente de la Diputación de Sevilla compareció en el Parlamento de Andalucía ante el Grupo de Trabajo que debe elaborar la Estrategia Andaluza frente al Reto Demográfico

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, apostó en su comparecencia ante el Grupo de Trabajo del Parlamento andaluz que elabora una estrategia frente al reto demográfico por una «fiscalidad diferenciada» para los núcleos rurales que «se convierta en la piedra de toque, en el antes y el después de las políticas que intentan abordar el fenómeno de la despoblación».

Villalobos señaló que dicha «fiscalidad diferenciada para las zonas más rurales debe acometerse haciendo verdadera acupuntura del territorio, con una discriminación positiva de verdad y no de boquilla, que aplique una reducción efectiva del 50 por ciento de las principales figuras impositivas de trabajadores y empresas radicados en lugares con desventajas demográficas». De manera previa a la adopción de esas medidas, planteó realizar un diagnóstico «certero del asunto, estableciendo parámetros diferenciales y rigurosos», y aplicar esa rebaja en todos los municipios que los cumplan.

En opinión de Villalobos, «ese puede ser el gran paso adelante de esta Comunidad respecto al resto de territorios de este país y no nos debería temblar el pulso por ello, porque dentro del Espacio Económico Europeo ya existen casos así, como lo demuestra el hecho de que Noruega practique una discriminación positiva en las cotizaciones a la Seguridad Social para sus comarcas despobladas».

«Si ellos lo hacen, también lo podemos hacer nosotros, porque aunque resulte cierto de que en los primeros momentos de esa medida se resentiría la recaudación, no menos seguro es que dicha iniciativa sería el revulsivo que necesitan los municipios más rurales para ganar población y generar riqueza y empleo», señaló. Al hilo de esa generación de puestos de trabajo y de crecimiento económico, Villalobos citó los resultados del Estudio GEM en la provincia de Sevilla como prueba de que «tenemos los mimbres para confiar en un modelo de desarrollo incentivado por la fiscalidad diferenciada».