Educación trabaja en un «aumento progresivo» del precio de los comedores

Un total de 75 colegios públicos tendrán cocina «in situ» gracias a un plan piloto puesto en marcha por la Consejería

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, reconoció ayer que el modelo de los comedores escolares «está agotado desde hace mucho tiempo», con unos precios de los menús «congelados durante más de diez años» que «evidentemente no interesan» a las empresas para participar en las licitaciones, al tiempo que añadió que «se trabaja en los presupuestos de 2021 para ir aumentando el precio de forma progresiva en los años que queden de legislatura», porque «si no este servicio será prácticamente inaccesible». Durante su intervención en la Comisión de Educación, Imbroda señaló que «se sirven más de 21 millones de menús anuales a través de comedores autorizados que este año han llegado a superar los 2.000, el 65% atendido por empresas de restauración colectiva mediante concurso público», y con un precio del menú de 4,38 euros, de «los más bajos».

Además, resaltó que existe «un estricto control de calidad», por lo que en el curso anterior «se abrieron más de 40 expedientes de penalización», y que en los nuevos pliegos de contratación «se favorece la licitación de empresas locales y de menor tamaño». En este sentido, señaló que se ha puesto en marcha un plan piloto para que los colegios tengan cocina en sus propias instalaciones, que supondrá que 75 colegios públicos más dispondrán de cocina «in situ». Igualmente, lamentó que algunas empresas privadas comunicaran dos días antes del inicio del curso escolar «su intención de dejar el servicio que prestaba en 132 centros educativos, y que ha afectado a más de 12.000 niños».