Caja Rural del Sur anuncia que destinará cuatro millones de euros para el CEUS

La entidad, junto a otras empresas, impulsarán en la provincia de Huelva proyectos de gran relevancia para la sociedad

Las empresas Tr Construya, Autogrontan, Lyncis Investment, Kipervip, Atlantic Copper y Caja Rural del Sur han anunciado este miércoles que toman el “compromiso público” de impulsar algunos de los proyectos relevantes de la provincia de Huelva como el desdoble del Túnel de San Silvestre, el proyecto del Centro de Ensayos y Experimentación de Aviones no Tripulados (CEUS) o el aeropuerto. Así, Caja Rural del Sur ha indicado que para el CEUS ha aprobado la inversión de cuatro millones de euros.

Así lo ha señalado en rueda de prensa el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, que ha apuntado que “dada las circunstancias de orfandad inversora por parte de las administraciones en la que se encuentra sumida la provincia y la sociedad onubense” estas empresas quieren impulsar estos proyectos que consideran “absolutamente vitales” para “mejorar el futuro de la provincia” y pretenden contar con la disposición de las administraciones.

Los cuatro millones que se destinarán al proyecto CEUS serán para el inicio de las actuaciones -medio millón de ellos para el allanamiento del terreno y la creación de la pista de arena- “si están las autorizaciones necesarias”, por lo que no saben si llegarán “a tiempo” de aprovechar la Declaración de Impacto Medioambiental (DIA), que caduca en una semana. Asimismo, García-Palacios ha apuntado que hay empresas extranjeras “dispuestas a invertir en este proyecto que les resulta interesante”.

Por esto, ha señalado que “si el factor económico ha sido un factor insalvable” hay empresas onubenses “dispuestas a invertir para que este motor arranque y ya es responsabilidad de la administración que quiera que arranque o no” y si el proyecto CEUS “no termina de salir”, seguirán teniendo “la disposición” para impulsar proyectos esenciales para la provincia.

De este modo, ha apuntado que con este paso, “que será el primero de muchos otros que le seguirán”, tienen el objetivo de “dinamizar” la economía, “generar un futuro mejor para la sociedad onubense, la creación de puestos de trabajo y la propia viabilidad de una provincia con unos potenciales que, por cuestiones de difícil comprensión, no termina de ver como promesas recurrentes de todo signo y procedencia, siguen incumplidas”.

Esta situación, ha subrayado el presidente de Caja Rural del Sur, “condena a la desilusión generalizada” e instala a la provincia en “una injusta situación de desánimo”.

En este sentido, García-Palacios ha aseverado que la intención de estas empresas es “suplir el impulso inicial de arranque de estas obras e inversiones, además de expresar y reclamar la esencial voluntad de llevarlos a cabo”.

En este punto, ha indicado que son “conscientes” de que algunos de estos proyectos conllevan el “necesario respaldo” administrativo “bien a nivel de autorizaciones o de participación obligada en los mismos de las administraciones públicas, tanto del Gobierno como de la Junta de Andalucía”, por lo que esperan que haya “altura de miras” y “se alineen” con ellos “dejando a un lado posturas estériles”.

“Entendemos que no nos merecemos y no podemos ser meros espectadores en el momento de construir o diseñar nuestro futuro, máxime cuando somos nosotros, la sociedad civil, las empresas y los trabajadores que las conformamos y nuestras familias, quienes en gran parte tenemos la responsabilidad de apostar y luchar por nuestras próximas generaciones esforzándonos para ofrecer a nuestros jóvenes la posibilidad de desarrollarse profesionalmente y personalmente en su propia provincia”, ha mantenido García-Palacios.

En este contexto, ha reseñado que “por esa responsabilidad y compromiso” y ante “la ausencia de respuesta eficaz y eficiente que se ha demostrado desde hace años”, estas empresas han decidido tomar una actitud “proactiva” más allá de sus representaciones institucionales, por lo que han decidido poner a disposición de proyectos que “deben redundar de forma positiva y generalizada para todos los onubenses” los recursos económicos y capacidades precisas para el arranque de los mismos.

Por esto, el Consejo Rector de la Caja Rural del Sur decidió el pasado 29 de septiembre destinar cuatro millones de euros de manera participativa al “recientemente inconcluso” proyecto CEUS. Un importe que consideran “suficiente” para “romper el inmovilismo inversor, que puede hacer que este proyecto sea otro capítulo decepcionante para la historia de la provincia”.

De la misma manera, desde Caja Rural del Sur han puesto a disposición su capacidad financiera “al servicio del desarrollo provincial”. En este sentido, García-Palacios ha señalado que están “convencidos” de que la relación público-privada entre empresas es “fundamental” para llevar a cabo proyectos “en tiempo y forma”, que sean “viables, rentables y vitales” para todos los partícipes y “sobre todo, aquellos proyectos que sean indispensables para seguir garantizando el crecimiento de la provincia y un futuro mejor para la sociedad”.

LOS PROYECTOS

Así, el Túnel de San Silvestre, el proyecto CEUS y el aeropuerto privado son los que impulsan esta iniciativa. A partir de ahora, las empresas pondrán esta iniciativa particular de las empresas en conocimiento de las administraciones y los pasos a seguir a partir de ahora. Por ello, los empresarios han indicado que no le mueven “las prisas” sino “el objetivo”.

Con respecto al desdoble del Túnel de San Silvestre, García-Palacios ha indicado que se contaba con la participación de las comunidades de regantes de Huelva para financiar el desdoble pero que el Estado central aseveró que se haría con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, pero que “eso fue hace meses” y “debe primar el interés de la sociedad” en una obra que es “la de mayor emergencia social que pueda haber en la actualidad en España”.

Por su parte, el propietario y representante de Lyncis Investment, Alfredo González, ha querido hacer una “reflexión” sobre la situación de estos proyectos en Huelva, porque “la gente está cansada de oír siempre promesas” por lo que cree que “hay que recapacitar y reconocer que todos somos culpables de que sigamos así”.

En este sentido, ha señalado que esto es un “basta ya” porque “hay que hacer algo” y “entre todos somos quienes debemos de poner solución porque las empresas solas no pueden y necesitan del apoyo de la ciudadanía, de la sociedad civil y de los políticos”, al tiempo que ha remarcado que no están “para exigir responsabilidades ni culpar a nadie” sino “para apoyar y sumar con los políticos”, aunque “el proyecto CEUS ha sido la gota que ha colmado el vaso”.

Con respecto al aeropuerto, ha señalado que, como promotores están “muy ilusionados” con el aeropuerto y que está presentada toda la documentación y que “se está haciendo un gran esfuerzo político para que se inicie la siguiente fase que es la de información pública”.

De otro lado, el propietario de Atogotran, Ricardo Hueso, ha señalado que “cuando una iniciativa redunda en nombre de la sociedad hay que ser generosos pensar en el futuro teniendo altura de miras”, a la par que ha recordado que el polo químico “dinamizó Huelva”.

Asimismo, ha subrayado que "hay que demandar las infraestructuras tan necesarias para Huelva y que sería “muy lamentable” que el proyecto CEUS se perdiera porque es “fundamental y de máximo prestigio para la provincia”, por lo que ha destacado la necesidad de que “todos los empresarios se impliquen con un respaldo mayoritario de toda la capacidad empresarial y demanden a las administraciones el cumplimiento de todos los proyectos”.