Recuperan en Alemania un busto romano robado en Cádiz y hallan un Sorolla en Bruselas

La obra del pintor valenciano, valorada en tres millones de euros, había sido reclamada por la Audiencia Provincial de Málaga en el marco del caso Malaya

La Policía de Baviera ha entregado hoy a la Guardia Civil en el Consulado de España en Munich (Alemania) un busto romano que fue robado en el 2010 en la localidad de Bornos (Cádiz), ha informado hoy el instituto armado.

Se trata de una cabeza de Antonia Minor, hija menor de Marco Antonio y Octavia, y es un perfecto ejemplo del retrato romano imperial adaptado a las tradiciones y modos locales de la Hispania romana, data del siglo I.

La pieza fue descubierta en los años 60 del siglo XX en el yacimiento de Carissa Aurelia, situado entre los términos municipales de Bornos y Espera.

“Durante años estuvo expuesta en el Ayuntamiento de Bornos y más tarde en el Centro de Interpretación del Castillo-Palacio de los Ribera, hasta que, a finales de 2010, fue robada de la vitrina en donde se mostraba al público”, explica la Guardia Civil.

Tras estar desaparecida durante casi una década, el catedrático de Arqueología de la Universidad de Sevilla, José Beltrán Fortes, la localizó casualmente cuando estaba expuesta temporalmente en la Gliptoteca de Munich (Alemania), un museo de esculturas griegas y romanas.

José Beltrán Fortes puso inmediatamente en conocimiento de la Guardia Civil y las autoridades españolas el hallazgo del busto sustraído en la ciudad alemana.

Se inició entonces una investigación coordinada por la Sección de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil que ha llevado a la localización del busto en una casa de subastas en Munich.

En la operación ha participado también la Policía Criminal de Baviera (BLKA), la División K53 de Protección Nacional e Internacional de Bienes Culturales del Ministerio de Estado de Cultura alemán, la Embajada de España en Berlín y el Consulado General de España en Munich.

Por otro lado, la Policía Nacional ha recuperado en Bruselas un cuadro del pintor Joaquín Sorolla valorado en tres millones de euros reclamado por la Audiencia Provincial de Málaga en el marco del caso Malaya y ha detenido a su dueño, un empresario que fue condenado en este procedimiento judicial.

Los obra, titulada “Antes de la Corrida”, ha sido entregada este jueves en la embajada de España en Bélgica y su dueño ha sido arrestado por supuesta insolvencia punible tras impedir en su momento la localización del cuadro, informan fuentes policiales.

En su día la obra fue embargada en el marco del caso Malaya, en el que el citado empresario fue condenado a cuatro años y cuatro meses de prisión por blanqueo de capitales, cohecho y fraude.

En virtud de una orden de intervención emitida por la Audiencia de Málaga en el marco de la operación Malaya agentes especializados en Patrimonio Histórico de la Policía Nacional iniciaron una investigación en junio.

Durante la misma registraron una vivienda con la finalidad de localizar una serie de obras que debían haber sido entregadas a la autoridad judicial pero no encontraron ninguna y el propietario aseguró que las había vendido hacía unos cuatro años a una sociedad.

Tras revisar los permisos de exportación, los agentes comprobaron que al cuadro de Sorolla le habían concedido una autorización para salir de España con posibilidad de venta.

Los investigadores constataron que la obra había sido expuesta en una feria de arte y antigüedades de Nueva York, pero al tenerse conocimiento de que podía existir sobre ella una reclamación se retiró de la venta.

Una vez que fue localizado el cuadro gracias a las gestiones llevadas a cabo por la Policía Nacional en la Embajada de España en Bélgica la Policía lo comunicó a la Audiencia malagueña para que fuera entregado en la citada sede diplomática, lo que finalmente se ha llevado a cabo este jueves.