Écija inicia un confinamiento de diez días para frenar los contagios de Covid-19

Los vecinos del municipio sevillano verán restringidos sus movimientos tanto en la localidad como para entrar y salir de ella

Los casi 40.000 habitantes de la localidad sevillana de Écija se enfrentan desde hoy a diez días de confinamiento que, entre medidas de la Junta y el Ayuntamiento, restringe los movimientos tanto en la localidad como para entrar y salir de ella, con el fin de frenar los casos de contagio de Covid-19, que superan los 400.

A las 8.00 de esta mañana se han iniciado las nuevas medidas, que se prolongarán hasta la misma hora del próximo 25 de octubre, con la posibilidad de prorrogarlas si se mantienen o aumentan los datos de los contagios.

Entre las medidas planteadas por la Junta se encuentran “restringir la entrada y salida de personas que se encuentren o circulen en el término municipal de Écija, así como aquellas personas que sean titulares de cualquier actividad económica, empresarial o establecimiento de uso público o abierto al público ubicado en dicho término municipal, salvo para aquellos desplazamientos adecuadamente justificados”.

No obstante, se permite la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales; asistencia a centros docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil, retorno al lugar de residencia habitual o asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Además, la circulación por carretera y viales “estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo”, mientras se permite la circulación de personas residentes “siempre respetando las medidas de protección individual y colectiva establecidas por las autoridades sanitarias competentes, si bien se desaconseja a la población los desplazamientos y realización de actividades no imprescindibles”, como detalla el Ayuntamiento en su web oficial.

Además de las que aplicará el Gobierno andaluz, el alcalde, David García Ostos, detalla que el Ayuntamiento ya tomó medidas de restricción en cuanto a las competencias municipales el pasado 30 de septiembre, que García Ostos ha anunciado que “permanecerán prorrogadas hasta finales de octubre”.

García Ostos ha defendido la labor que las administraciones están haciendo en ese sentido, y ha dicho que “ahora, depende de los vecinos”, que vuelven durante los diez días citados “a la misma situación que durante el confinamiento del estado de alarma”, y ha pedido “responsabilidad individual”.