La directora de un instituto agredida en Punta Umbría: «Tengo miedo de venir a trabajar»

A Imbroda le «preocupa» lo que hacen los jóvenes al salir de clase por la covid y tratará con Celaá de nuevo el pase de curso con suspensos

«Tengo miedo de venir a trabajar por mí y por mis compañeros porque soy la cara visible de este problema hoy, pero mañana puede ser otro, le puede pasar a cualquiera en este centro porque es un polvorín». Son palabras pronunciadas ayer por Julia Fere, directora del Instituto de Educación Secundaria (IES) Saltés de Punta Umbría, en Huelva, quien, el día anterior, fue amenazada y agredida por una alumna, menor de edad. Fere participó en una concentración que se realizó a las puertas del centro en repulsa por lo sucedido, arropada por alumnos, padres, profesores y representantes institucionales como la alcaldesa de la localidad, Aurora Águedo, y la delegada territorial de Educación, Estela Villalba. Allí relató que fue la hija, no la madre, la que le tiró «muy fuerte» del pelo y que luego ambas le avisaron de que «esto no iba a terminar ahí» y de que «seguirá en la calle». El instituto onubense ha sancionado a la menor y la víctima ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil y ha solicitado un cambio de lugar de trabajo.

Sin dejar el ámbito de la educación, pero de otro lado, el consejero del ramo, Javier Imbroda, destacó ayer que la «mayoría» de los centros docentes de la comunidad están libres de coronavirus, a lo que añadió que lo que le «preocupa» es lo que hacen los jóvenes fuera de ellos. De hecho, apeló a la «responsabilidad» para no expandir la enfermedad. Y hay otra cuestión cuyo rastro sigue. La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha vuelto a defender estos días que se permita pasar de curso y obtener los títulos de ESO y Bachillerato sin límite de suspensos, al sostener que «el sistema español es abusivo con las repeticiones». Andalucía se opone «frontalmente» a una medida que no ha sido «dialogada ni mucho menos consensuada» con las comunidades y, según pudo saber LA RAZÓN, Imbroda tiene la intención de volver a tratar ese asunto telefónicamente con la ministra Celaá.