La CEA pide al Gobierno que no renuncie a ninguna partida de fondos europeos

La patronal insta al Ejecutivo central a aprovechar la totalidad de recursos y espera el protagonismo de Andalucía

Órganos de Gobierno, Comité Ejecutivo y Junta Directiva de la CEA en una reunión celebrada hoy
Órganos de Gobierno, Comité Ejecutivo y Junta Directiva de la CEA en una reunión celebrada hoy CONFEDERACIÓN DE EMPRESARIOS DE

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), tras reunir este jueves a sus órganos de Gobierno, Comité Ejecutivo y Junta Directiva, ha sostenido que “España no puede renunciar a ningún dinero procedente del Fondo Europeo de Recuperación” tras argumentar que la cifra de 140.000 millones de euros “ya estaba asumida por los operadores financieros, las instituciones comunitarias, el Banco Central Europeo y el propio FMI”.

“Es importante aprovechar la totalidad de recursos disponibles de fondos europeos, tanto los de fondo perdido como los de vía crédito”, han sostenido los empresarios andaluces por medio de una nota.

“Ambas ayudas son complementarias y no sustitutivas si son destinadas a financiar proyectos empresariales transformadores, capaces de generar empleo y riqueza”, ha esgrimido la CEA.

Para la CEA “no es comprensible que se renuncie por parte del Gobierno a una parte muy significativa de los fondos europeos cuando aún se desconoce cómo será su reparto y estructuración”, al tiempo que ha recordado que “son conscientes de que las necesidades de nuestra economía para afrontar la pandemia son crecientes”.

Ante la gravedad de la situación sanitaria en nuestra comunidad, con un notable incremento de los casos positivos y de la presión hospitalaria, la CEA ha expresado que “se une a la llamada a la prevención y al cumplimiento estricto de las medidas que está haciendo el Gobierno de Andalucía”.

“La salud pública es un valor universal que se debe proteger siempre con carácter prioritario”, ha argumentado en su nota la Confederación de Empresarios.

“Esta crisis sanitaria y económica exige decisiones que salvaguarden la sostenibilidad económica de empresarios y autónomos, en especial, a los afectados de forma directa en el ejercicio de su actividad por las medidas restrictivas”, ha trasladado la CEA.

“El diálogo iniciado con la Junta de Andalucía, que continuará en los próximos días, debe incidir en la búsqueda de alternativas enfocadas a la viabilidad de empresas y autónomos”, han apuntado los empresarios andaluces, quienes se han mostrado partidario de “promover la reducción de costes”, así como de “favorecer la reducción de las cargas fiscales y sociales que soportan las actividades económicas, a menudo con independencia del volumen de facturación”.

Para la CEA es preciso que “la sociedad comprenda que las restricciones a la actividad en los establecimientos empresariales, a pesar de su enorme impacto económico, no suponen una medida suficiente”.

Los empresarios andaluces se han mostrado convencidos de que “en esos establecimientos es donde existe mayor grado de cumplimiento, dado el seguimiento que los propios empleados y clientes”.

“Es en los espacios de convivencia social, ajenos al ámbito empresarial, que no están sometidos a vigilancia y seguimiento, donde deben extremarse las precauciones y las administraciones actuar con mayor contundencia”, han afirmado.

Los empresarios andaluces han solicitado, ante el profundo impacto de la crisis sanitaria en la economía, que los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021 se elaboren con el objetivo prioritario “de movilizar recursos y políticas para la promoción de la actividad económica”.

“Con esa visión empresarial, han de dotar las políticas que refuerzan la actividad económica, con medidas esenciales como el impulso a la colaboración público-privada, el incremento de la inversión o la contención de la presión fiscal”, han destacado.

“También deben ser lo suficientemente flexibles o ágiles para atender una coyuntura muy volátil, y responder al contenido acordado con el Gobierno de Andalucía en el Acuerdo por la Reactivación Económica y Social firmado el 30 de julio”, han reclamado los empresarios andaluces.

La CEA ha alertado “del perjuicio que para la economía andaluza supondría, junto a la crisis sanitaria, una crisis presupuestaria”.

“Andalucía se ha distinguido en los últimos años por su capacidad de consenso, que ha posibilitado la aprobación anual de sus cuentas”, han argumentado los empresarios andaluces, quienes han reclamado “la imprescindible estabilidad política e institucional para contribuir entre todos al bienestar general y facilitar la actividad de autónomos y empresas”.

CONTRARIOS AL INCREMENTO DE LA PRESIÓN FISCAL

Los órganos de Gobierno de la CEA han expresado su posición totalmente contraria al incremento de la presión fiscal a los sectores educativo y sanitario, ante la previsión de que estaría en la agenda del Gobierno de España para sus próximos Presupuestos Generales.

La CEA rechaza la iniciativa por “la importante incidencia que supondría sobre la actividad económica y el empleo en esos sectores, así como sobre la propia equidad en la prestación de sus servicios”.