Cierre de Granada y su área metropolitana a partir del lunes, que se sumará al toque de queda nocturno

Quedarán confinados, dada la alta incidencia acumulada de contagios, que en el caso de la capital ha llegado hoy a 977. Se limitarán las reuniones a seis personas como máximo en los domicilios

Nuevo paso del Gobierno andaluz, después de que el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, no anunciara en su declaración de esta mañana ninguna medida concreta para el combate contra la Covid-19. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recogerá esta noche la resolución del Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Granada, que ha decidido adoptar las medidas restrictivas recogidas en el BOJA de 29 de septiembre, entre las que se incluye el cierre perimetral, en Granada, así como en el resto de los municipios que constituyen su aglomeración urbana, que son: Albolote, Alfacar, Alhendín, Armilla, Atarfe, Cájar, Cenes de la Vega, Cijuela, Cullar-Vega, Chauchina, Churriana de la Vega, Dílar, Fuente Vaqueros, Gójar, Guevejar, Huetor-Vega, Jun, Lachar, Maracena, Monachil, Ogíjares, Otura, Peligros, Pinos-Genil, Pinos-Puente, Pulianas, Santa Fe, Viznar, La Zubia, Las Gabias, Valderrubio y Vegas del Genil.

El comité, que se ha reunido esta tarde de urgencia, ha optado por este movimiento, después de que en el día de hoy la tasa de incidencia acumulada haya llegado a 977 en la capital granadina, a 968,9 por cada 100.000 habitantes en el Distrito Granada y en el Metropolitano a 774,5. Además, la presión hospitalaria continúa en aumento.

La resolución surtirá efectos desde las 8:00 horas del próximo lunes, 26 de octubre, y las medidas acordadas estarán vigentes por un periodo de 14 días naturales, pudiendo ser revisadas en función de la evolución de la situación epidemiológica.

Además, se publicará la Orden que prestará el marco jurídico necesario para articular el ya anunciado toque de queda. Se establecerá, con carácter temporal y excepcional, la limitación de la movilidad de las personas en la franja horaria que transcurre desde las 23:00 hasta las 06:00 horas, como medida específica de contención y prevención, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus en las localidades o parte de ellas en que así se determine, conforme al análisis epidemiológico, según ha explicado la Consejería de Salud, a través de una nota.

El toque de queda no supondrá la prohibición de moverse en la mencionada franja horaria cuando se asista a centros, servicios y establecimientos sanitarios; se tenga que dar cumplimiento a obligaciones laborales; cuando se haya que prestar asistencia o cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o los que son especialmente vulnerables; así como para la ida o regreso de cualquier estación de transporte. Igualmente, estará permitida la movilidad por causa de fuerza mayor o situación de necesidad, o para cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente justificada y acreditada. A ello se suma que la circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen los ámbitos territoriales estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo.

Esta Orden surtirá efecto el día después de su publicación en el BOJA, no obstante, para su aplicación en los distintos territorios será necesaria la publicación de la resolución de la delegación territorial de Salud y Familias correspondiente.

Está previsto, asimismo, que se introduzcan cambios en las órdenes que afectan a las celebraciones nupciales y otras ceremonias civiles y religiosas, como que el número de participantes, que deberán permanecer sentados, quedará limitado a un máximo del 50%, tanto en espacios cerrados como al aire libre. En las instalaciones deportivas tampoco se podrá sobrepasar la mitad del aforo, tanto al aire libre como cubiertas, y la práctica deportiva no federada de contacto se limitará a grupos de un máximo de seis personas. Éstos podrán compartir uno mismo espacio deportivo con otros grupos iguales, siempre que quede garantizada una distancia física entre ellos de al menos tres metros.

A lo anterior hay que agregar que la participación en agrupaciones de personas para desarrollar cualquier actividad de carácter familiar o social, tanto en la vía pública como en espacios públicos y privados, se restringirá a un máximo de seis personas, incluidos convivientes, salvo que éstos sean más de la mencionada cifra.

De momento, el Gobierno andaluz no ha aclarado si cuenta ya con el respaldo del TSJA que solicitó para aplicar estas medidas con garantías jurídicas ni cuál es la fórmula legal que le permitirá limitar los eventos familiares en el ámbito privado.

Ya el pasado jueves el Ejecutivo autonómico dio a conocer una batería de restricciones en toda la comunidad autónoma y hoy el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha reclamado al Ejecutivo de Sánchez que “asuma el liderazgo que le corresponde en una pandemia”, puesto que algunas decisiones necesitan “cobertura normativa y seguridad jurídica”. Junto a ello, ha pedido una mayor presencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para hacer valer estas normas. Tras inaugurar en Málaga la escultura que homenajea a los sanitarios que luchan contra la Covid-19, ha expresado esta reclamación, “sin ningún tipo de acritud hacia el Gobierno central”, porque “es más necesaria que nunca ahora cuando se recrudece la situación de los contagios en el conjunto del país y Europa”.

Por su parte, el vicepresidente andaluz, Juan Marín, ha pedido de forma explícita al Gobierno la declaración del Estado de alarma, al objeto de que las comunidades autónomas “podamos trabajar al amparo de ese marco legal”. “No hablamos de que el Gobierno de España tenga que tomar las decisiones que afectan a competencias que están delegadas en comunidades autónomas en materia de salud”, ha aclarado en Cuatro TV, y sobre las que “grupos de expertos tienen que dar instrucciones para que se tomen estas medidas que salven vidas”. Marín ha lamentado que lo que es “un problema sanitario se está convirtiendo en un problema jurídico y político”, algo que ha tachado de “error”, al igual que ir “a la confrontación y no a establecer unas normas claras para parar el ritmo de contagios”.

Por último el consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha advertido de que, si persiste el aumento de la presión hospitalaria en camas y en unidades de cuidados intensivos, se verán" abocados" a pedir el toque de queda “para toda la comunidad”, aunque ha dejado claro que su aplicación de 23:00 a 06:00 horas se iniciará en Granada y posteriormente se estudiará en el resto de provincias “según su evolución”.