El PP cree que el Gobierno no quiere negociar ni la alarma ni renovar el CGPJ

Insiste en que su apuesta son esos dos meses de prórroga y aprobar en ese tiempo el “plan b jurídico” que permita limitaciones de movilidad sin recurrir a la alarma y “no genere más inseguridad”.

El PP cree que el Gobierno “no tiene ganas” de negociar con el principal partido de la oposición, ni la prórroga del estado de alarma ni la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Así lo han apuntado fuentes de la dirección nacional del PP tras los debates entre Gobierno y oposición en la sesión de control de este miércoles, en la que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha propuesto al líder de los populares, Pablo Casado, revisar en cuatro meses la alarma y retirarla si entonces es posible.

Una propuesta que en Génova rechazan, mientras recuerdan que Casado ofreció una prórroga de ocho semanas y el presidente no le ha respondido.

Han lamentado así que Sánchez no haya vuelto a llamar a Casado para responder a su oferta y lance ahora esta propuesta en la sesión de control, en lugar de intentar negociar con el líder de la oposición.

El PP insiste en que su apuesta son esos dos meses de prórroga y aprobar en ese tiempo el “plan b jurídico” que permita limitaciones de movilidad sin recurrir a la alarma y “no genere más inseguridad”.

Entienden que ésa es la mejor fórmula y se saldría de la excepcionalidad que supone el estado de alarma.

Aunque aseguran que están dispuestos a hablar hasta el último minuto sobre la prórroga, reiteran que así no se negocian las cosas y Sánchez debería hablar con Casado.

En el mismo sentido se pronuncian a la hora de hablar del Poder Judicial. Consideran que el Gobierno tiene que retirar la reforma del sistema de elección, y no sólo aparcarla como ofreció el presidente del Gobierno.

Y cuando se retire dicha proposición de ley de PSOE y Podemos, añaden, saben que el PP está operativo para negociar.

“El Gobierno sabe perfectamente que si la retira se puede avanzar, pero no lo ha hecho”, insisten en Génova.