Incidentes en Sevilla de un centenar de personas contra el estado de alarma

La Policía disolvió en Sevilla una protesta violenta en Pino Montano

Imagen de los altercados subida a Twitter con la leyenda "La juventud nacionalista sevillana reivindica sus derechos ante las políticas nefastas del gobierno. No nos callarán. Ni un paso atrás. ACCIÓN SOCIAL Y NACIONAL"
Imagen de los altercados subida a Twitter con la leyenda "La juventud nacionalista sevillana reivindica sus derechos ante las políticas nefastas del gobierno. No nos callarán. Ni un paso atrás. ACCIÓN SOCIAL Y NACIONAL"La RazónLa Razón

La barriada de Pino Montano de Sevilla capital ha sido en la noche de este martes el emplazamiento de incidentes que han motivado la actuación de la Policía Nacional como consecuencia de la protesta de un centenar de personas contra la instauración del estado de alarma y el toque de queda en el marco de la lucha contra la pandemia de covid-19. En las redes sociales, grupos radicales de extrema derecha reivindicaron las acciones violentas.

Según han indicado a Europa Press fuentes policiales, sobre las 22:30 horas empezaron a entrar numerosas llamadas de vecinos alertando de dichos incidentes, que se habrían concentrado en el entorno de la avenida Cortijo de las Casillas.

Se trataba de unas 100 personas, jóvenes en su mayoría, que protestaban contra la implantación del toque de queda prendiendo fuego a contenedores y lanzando petardos y piedras. En el lugar han hecho acto de presencia efectivos de la Unidad de Intervención Policial y de otros indicativos. Sobre las 23:30 horas, según han añadido las fuentes consultadas, los incidentes habrían remitido, sin que por el momento consten detenciones o identificaciones por lo sucedido.

Agentes de las policías Local y Nacional disolvieron la protesta violenta contra el estado de alarma que se desarrollaba en la barriada de Pino Montaño. Fuentes policiales han informado a Efe que la concentración había sido convocada a través de redes sociales, aunque inicialmente se indicaba que se trataba de una protesta pacífica. Loos concentrados cruzaron dos contenedores y una moto en la calle para cortar el paso, mientras gritaban consigna como “Libertad” o “Tenemos derecho a estar en la calle”.