Sevilla y Madrid negocian el relevo del socialista Ignacio Caraballo en Huelva y Faneca coge las riendas

La socialista dirigirá la gestora que comandará el partido hasta que se nombre nueva Ejecutiva, tras la dimisión del ex secretario del PSOE onubense, horas después de hacerlo en la Diputación

El ex secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio CaraballoPSOE DE HUELVA. Europa Press

No había bastidor que sostuviera su permanencia, e Ignacio Caraballo ha acabado dimitiendo como secretario general del PSOE de Huelva, cargo que ocupaba desde 2012, horas después de hacerlo como presidente de la Diputación provincial, empujado por los procesos judiciales que lo han salpicado. Fuentes socialistas ya adelantaron a LA RAZÓN que estaba previsto que sucediera mañana en los márgenes de la Comisión Ejecutiva de la formación, pero ésta se ha suspendido, por lo que, no sin dudas, Caraballo ha formalizado su salida.

El partido ha atribuido la cancelación de la reunión a «las medidas, limitaciones y recomendaciones sanitarias aprobadas» en la comunidad por la Covid-19. A través de un comunicado han asegurado que, más allá de los puntos del orden del día, el ex máximo dirigente del PSOE onubense quería «informar a todas las personas que conforman» la Ejecutiva provincial sobre «su decisión de presentar la renuncia» a su puesto «al frente del partido en Huelva». Pero detrás de la posposición de la mencionada comisión no está sólo el coronavirus, según han trasladado varias fuentes del PSOE a este diario. La marcha de Caraballo implica su relevo en el partido y la elección de la persona que lo sustituirá a las riendas de la Diputación, que, de acuerdo a la hoja de ruta marcada, tendría que haberse producido mañana, para ser ratificada luego por la federal. Pero no hay un nombre de consenso, en un PSOE-A en ebullición. En lo referente al órgano supramunicipal Caraballo le ha dejado el camino expedito a María Eugenia Limón, alcaldesa de San Bartolomé de la Torre, que, de hecho, ya ejerce como presidenta en funciones. Pero en el ámbito orgánico, el sucesor no está tan claro.

Las fuentes consultadas han anotado que «Huelva está dividida entre los afines a Caraballo y a Mario Jiménez –ex portavoz del PSOE-A en el Parlamento andaluz– y los que no lo son». Los primeros son críticos con la dirección regional del partido de Susana Díaz y cuestionan su continuidad a los mandos de la organización. Pero, a la luz de lo transmitido por las mismas fuentes, «es Sevilla» la que negocia «con Madrid» los cambios vinculados al PSOE de Huelva. Por ahora, parece ir ganando Ferraz ya que la «sanchista» María Luisa Faneca, diputada por la provincia onubense y miembro de la Ejecutiva Federal como secretaria de Pesca, dirigirá la gestora que comandará la formación hasta que se nombre Ejecutiva.