Coca-Cola apuesta por una recuperación sostenible

El 56 por ciento de las ventas que la multinacional registró el año pasado en España corresponden a productos bajos en o sin calorías

Una empleada examina una bebida en una línea de producciónCOCA-COLA COCA-COLA

España atraviesa unas circunstancias excepcionales marcadas por la pandemia mundial del Covid-19, lo que está cambiando la forma en la que las personas entienden el mundo. Del mismo modo, multitud de empresas también se están dando cuenta de la importancia de cuidar el planeta y que la manera en la que se hacen negocios influye directamente en el bienestar de las personas. En este contexto, ante la situación de incertidumbre e inestabilidad por la que pasa este país, Coca-Cola señala en un comunicado que para ellos «lo esencial en España es recordar a la sociedad que hay algo que no ha cambiado», su propósito como empresa de «refrescar el mundo y marcar la diferencia».

Para conseguir este reto, la multinacional lleva a cabo en todas las comunidades autónomas en la que se encuentra un modelo de negocio innovador y sostenible para construir un futuro mejor que logre «marcar la diferencia en la vida de las personas, la sociedad y el planeta». En otras palabras, la compañía –ante esta situación de crisis– ha decidido aprovechar su liderazgo para «ser parte de la solución» hacia un mundo más sostenible.

Por ello, «The Coca-Cola Company» y «Coca-Cola European Partners» han refrendado declaraciones como Green Recovery, promovida por la Unión Europea, y Recover Better, promovida por Pacto Mundial, para seguir actuando e invitar a otras empresas y gobiernos a adoptar medidas que promuevan una recuperación sostenible tras la crisis generada por la Covid-19. La compañía, en su Informe de Sostenibilidad 2019 –enmarcado en la estrategia europea «Avanzamos»–, ha hecho un repaso del desempeño del último año que traza los retos que aún quedan por superar en seis ejes de actuación: bebidas, envases, sociedad, agua, clima y cadena de suministro.

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, explica al respecto que la situación actual está marcada «por oportunidades para aquellas empresas que integren una gestión responsable del negocio capaz de anticiparse a los riesgos y adaptarse a las nuevas realidades». Por su parte, Carmen Gómez-Acebo, directora de Sostenibilidad de Coca-Cola European Partners, recordó en un comunicado la importancia del ODS 17 en momentos como el de ahora y destacó que la compañía seguirá trabajando con los socios, stakeholders y con las comunidades en la que operan para «apoyar el proceso de recuperación y aprovechar la capacidad de llegada de la empresa para implementar medidas ambiciosas contra el cambio climático».

Así las cosas, en su apuesta por la innovación en sus bebidas y el bienestar social, Coca-Cola ha conseguido en 2019 que el 56 por ciento sus ventas correspondan a productos bajos o sin calorías. Por otro lado, ha invertido en un solo año 180 millones de euros en proyectos exclusivos –como «Mares Circulares»– de ecodiseño en Europa Occidental. El 99,6 por ciento de los envases son reciclables, contienen un 25 por ciento de plástico reciclado y tienen el objetivo de multiplicar esa cifra hasta el 50 por ciento en dos años. Además, la multinacional incide en la importancia de sus trabajadores y destaca que, en términos de igualdad, el 49 por ciento de los puestos de dirección en España lo ocupan mujeres.

Por otro lado, la compañía ha conseguido devolver 3.782 millones de litros a la naturaleza, un 129 por ciento del agua contenida en sus productos y, en su lucha contra el calentamiento global, ha reducido desde 2010 un 42,05 por ciento sus emisiones directas y casi un 31 por ciento las de su cadena de valor. Igualmente, también decidió extender su compromiso ambiental a sus proveedores agrícolas y al resto de su cadena de suministro, por lo que, por ejemplo, en 2019 el 88 por ciento del azúcar utilizado en sus bebidas cumplía con los Principios de Agricultura Sostenible.