El Gobierno andaluz prevé un crecimiento del PIB regional del 7% para 2021 y la creación de 164.000 empleos

Actualiza a la baja la cifra de este año, del -10,4% al -11,4%, y lo atribuye a la intensificación de los “rebrotes” de la Covid-19. Velasco garantiza que las cuentas de la Junta para 2021 son “rigurosas” y que no se gastará “el dinero a lo loco”

El consejero andaluz de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, hoy en rueda de prensa en San TelmoMaría José López Europa Press

“Sin que la pandemia esté controlada, ni las familias se van a ver animadas para consumir ni las empresas para acometer nuevos proyectos de inversión”, ha advertido hoy el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, para añadir que a combatir esa situación contribuirán los Presupuestos que el Gobierno autonómico ha diseñado para 2021 y que, a su juicio, son “rigurosos” y generadores de “confianza” y de “estabilidad”.

En esas cuentas para el próximo ejercicio se prevé un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad del 7% y del número de ocupados del 5,5%. El Ejecutivo regional confía en que se generen 164.000 nuevos puestos de trabajo y que al final de 2021 el volumen de ocupados sea de alrededor de “3.160.000 andaluces”, de acuerdo a lo expuesto por el titular de Transformación Económica en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, tras la reunión del Consejo de Gobierno en la que se ha dado luz verde al Anteproyecto de Ley de Presupuestos.

Velasco ha explicado que el pasado mayo la Secretaría General de Economía realizó unas previsiones acerca del comportamiento del PIB andaluz para este año 2020 que lo situaban en un -10,4%, si bien hace unos días ha actualizado el dato para colocarlo en el -11,4%, debido a que “los rebrotes se están intensificando de una manera inesperada en el último cuatrimestre del año”. “De hecho”, ha engarzado, “ya en agosto había síntomas” de que éstos se iban a producir de forma generaliza “no sólo en Andalucía y en España, sino en todos los países europeos”. Es esa circunstancia, ha dicho, la que “ha obligado al Gobierno de la Junta a revisar a la baja la tasa de crecimiento prevista para este año”.

Con todo, y si la situación sanitaria lo permite, aunque Andalucía acabe este año con una tasa negativa de al menos un 11,4%, el Ejecutivo autonómico calcula que en 2021 la economía regional se expandirá el mencionado 7%, aunque no se llegará a recuperar “todo el PIB perdido durante los tres trimestres que llevamos de este año”. El consejero ha garantizado que “todos los esfuerzos” de la Junta están enfocados a combatir la Covid-19, para contener las embestidas de la pandemia “cuanto antes” y librar a la economía de esa “rémora extraordinaria” para que el PIB y el empleo puedan tirar hacia arriba.

En ese contexto, Velasco ha subrayado que el Ejecutivo regional haya cumplido con toda la normativa vigente para la elaboración de las cuentas de 2021 y haya enviado las previsiones ligadas al PIB, la deuda y el déficit público manejadas a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que, según ha aseverado, les ha trasladado de vuelta “todo tipo de parabienes”. “Nos han alabado las técnicas econométricas y el modelo subyacente de la economía andaluza que permite realizar previsiones robustas y creíbles” de cara al ejercicio siguiente, ha mantenido en la rueda de prensa.

Ha destacado, asimismo, que tanto en lo relativo a la deuda pública respeto al PIB como a la deuda respecto al número de habitantes, la región esté “mejor posicionada que el conjunto de comunidades autónomas del país”. Ha precisado que en el caso del primer concepto, Andalucía alcanza el 22,7%, mientras que España se sitúa en el 26,1%, es decir, la región “está mejor” que la media nacional “en 3,5% puntos respecto del PIB”. En cuanto al débito por habitante, si en la comunidad es de 4.186 euros, en el Estado es de 6.459. “Son datos favorables” que "no son producto de la casualidad, son el resultado de políticas rigurosas que se han llevado a cabo durante los últimos trimestres”, ha proclamado Velasco.

Es más, ha anotado que en el primer semestre de este año, la deuda pública de la comunidad se colocó en los 35.483 millones, lo que supuso una rebaja de un 2,4%, si se compara con el mismo periodo de 2019, e implica que ahora se cuente con “mayor margen de endeudamiento” que el conjunto de territorios del país.

Si bien, el máximo representante del departamento de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta ha querido dejar claro que el Ejecutivo autonómico no tiene la intención de “gastar el dinero a lo loco”, de “malgastar”, en corto.