El Ayuntamiento de Cádiz denuncia el “intento de sabotaje” en el cambio de nombre del estadio Carranza

El Consistorio apunta al uso de votos automatizados con “máquinas con un mismo origen”

Detail of stadium during LaLiga, football match played between Cadiz Club Futbol and Villarreal Club de Futbol at Ramon de Carranza Stadium on October 25, 2020 in Cadiz, Spain. AFP7 25/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAINAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El Ayuntamiento de Cádiz ha alertado de un “intento de sabotaje” del proceso de cambio de nombre del estadio de fútbol Ramón de Carranza mediante el uso de votos automatizados con “máquinas con un mismo origen”.

A preguntas de los periodistas, durante una rueda de prensa en Cádiz, el alcalde en funciones, Demetrio Quirós, ya que José María González se encuentra de baja paternal, ha explicado que la tarea de recuento de los votos de los ciudadanos para elegir el nuevo nombre, cuyo plazo terminó el 26 de octubre, está siendo “ardua” porque ha habido que filtrar todos estos votos automatizados.

“Hemos visto que el origen de esos tráficos procedía de los mismos sitios utilizando robots para el envío masivo de votos, aunque se consiguieron filtrar y se ha logrado que la votación terminara mejor”, ha detallado Quirós, quien ha explicado que esos votos “no se han tenido en cuenta”.

“Lo que hacen las máquinas es aportar números de ‘dnis’ y sus letras mediante algoritmos y así se envía muchos votos”, ha especificado el alcalde en funciones.

El Ayuntamiento explica que, a pesar del “intento de sabotaje”, el proceso sigue adelante, aunque todavía no se ha divulgado cuándo se hará público el nuevo nombre del estadio, que deberá salir de entre los ocho propuestos: Gadir, Gades, Nuevo Mirandilla, La Laguna, Ciudad de Cádiz, Bahía de Cádiz, La Pepa y Tacita de Plata.

El gobierno municipal puso en marcha durante una semana un proceso de votación por Internet en el que solo se consideran válidos los realizados por empadronados en Cádiz.

“Estamos a la espera de la certificación del secretario general del Ayuntamiento para dar fe como máximo garante de la legalidad del proceso que se ha seguido”, ha argumentado Quirós.

Este proceso no ha gustado a la oposición, que aprobó en pleno en mayoría una moción para instar al gobierno municipal, a paralizar el cambio de nombre hasta que se aclarase si la fórmula utilizada atentaba contra la protección de datos, como había denunciado una plataforma ciudadana.

El alcalde en funciones ha defendido la competencia del gobierno municipal para decidir los nombres de espacios municipales y recuerda que se ha hecho para cumplir con la ley de memoria democrática, tras recordar la relación del exalcalde Ramón de Carranza con la época franquista.

“Habrá más cambios de nombres”, ha adelantado en esta comparecencia Demetrio Quirós.