El consejero de Salud apunta a una situación de “estabilización” de la pandemia en la región

Aguirre cree que las vacunas estarán disponibles para mayo o junio como muy tarde y aboga por “disminuir la movilidad” y “salir lo imprescindible”

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús AguirreServicio Ilustrado (Automático) JUNTA DE ANDALUCÍA

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, cree que las tasas de casos de Covid-19 que se están registrando a lo largo de la presente semana en la comunidad autónoma evidencian una situación de “estabilización”, con una tasa hoy de “545 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días”. Así lo ha destacado en rueda de prensa en Córdoba, donde ha presentado el proyecto de Presupuestos del Gobierno andaluz para 2021 en referencia a su consejería y ha indicado, respecto a la evolución actual de la pandemia del coronavirus, que la mencionada tasa, aunque está en el puesto 12 de toda España, se sitúa “por encima de la media” del país (527), de ahí que Aguirre haya llamado a la “precaución”.

Ello es además fundamental, sobre todo cuando el volumen de casos confirmados que se declara este sábado por Salud es de 4.993, opinando el consejero que es “una cifra muy alta”, que “significa que tenemos una impregnación vírica a nivel de comunidad autónoma muy, muy alta”.

En cuanto a las cifras referidas a las hospitalizaciones por Covid-19, Aguirre ha detallado que el número de hospitalizados en Andalucía a causa del coronavirus que se declaran este sábado es de 3.197, lo que supone 29 menos que la víspera, algo que, a su juicio, es “una pequeña muestra” de un posible cambio de tendencia, tras la “subida exponencial” de los últimos diez días en el número de hospitalizados.

Sobre los ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) hospitalarias por Covid-19, el consejero de Salud y Familias ha indicado que son 442, superándose por primera vez el pico de 438 pacientes en esta Unidad registrado el 30 de marzo.

Por otro lado, Aguirre se refirió a la llegada de las vacunas y cree que estarán disponibles para “mayo o junio, como la fecha más larga”, teniendo claro que ello supondrá una “solución, pero no total”, contra la pandemia.

En este sentido, ha recordado que, según la información que ha trasladado el Ministerio de Sanidad a las comunidades autónomas, se podría contar con “un volumen de unos tres millones de vacunas para finales de diciembre”, de las que a Andalucía le corresponderían más de 200.000, aunque “puede ser que, tal y como dijo el ministro (de Sanidad) en el último consejo, que se iba a atrasar la vacunación”.

Además, el consejero ha indicado que la canciller alemana, Ángela Merkel, “hablaba el otro día de febrero” como fecha para disponer de las vacunas, mientras que la Unión Europea (UE) “habla de que para marzo podremos tener vacunas”, con lo que, desde la Junta de Andalucía, no se atreven a decir una fecha concreta, de forma que, “cuando las tengamos, las tendremos”, esperando que sea “a la mayor brevedad posible”.

Precisamente, en cuanto al volumen de inmunidad ante la Covid-19, ha precisado que “antes era de entre un tres y un cinco por ciento”, y ahora “estaremos ya cerca del siete o el ocho por ciento y, si con la vacuna conseguimos llegar a un 60 o 70 por ciento”, entonces se tendría “una inmunidad en rebaño suficiente como para relajarnos un poquito en la toma de decisiones”, como las que ahora se están tomando, “para intentar vencer a esta pandemia”.

Finalmente, preguntado por la preocupación que tienen los hosteleros andaluces ante la posible adopción por parte de la Junta de Andalucía de medidas restrictivas para su sector cómo fórmula de afrontar el incremento de contagios, Aguirre ha explicado que “mientras mayor es la movilidad, mayores son los contagios”, por el simple hecho de “juntarnos”, razón por la que, según ha subrayado, “hay que disminuir la movilidad”, pues, “mientras más quietecitos estemos en casa, mejor”, recomendando “salir lo imprescindible”, para ir al trabajo, al colegio o a comprar comida