Helvetia Inversión Sostenible, una nueva opción de inversión socialmente responsable

Helvetia Seguros incorpora a su oferta de productos de inversión un fondo sostenible que cumple con los criterios ASG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo), apoyando a compañías y entidades comprometidas con el desarrollo sostenible

Sede de Helvetia Seguros ubicada en SevillaFernandoRuso

La aseguradora, con el objetivo de buscar lo mejor para sus clientes ofreciéndoles las soluciones óptimas para lo que puedan necesitar, ha lanzado Helvetia Inversión Sostenible. Con ello incorpora a su portfolio el fondo de inversión GVC Gaesco Sostenible ISR, F.I., de contenido socialmente responsable. De esta forma, Helvetia Seguros amplía las opciones de inversión en su oferta de seguros financieros y se une a los actuales fondos GVC Gaesco 300 Places Worldwide, F.I. y GVC Gaesco Retorno Absoluto, F.I.

Pero, ¿en qué consiste un fondo sostenible? Se trata de una modalidad de inversión a través de una cartera de compañías que cumplen criterios de tipo ambiental, social y de gobierno corporativo, que persigue el doble objetivo de lograr rendimientos financieros competitivos a largo plazo generando, a la vez, un impacto social positivo basado en la sostenibilidad que tiene aquella empresa en la que se invierte.

En otras palabras, es un producto pensado para inversores preocupados por la sostenibilidad, que además quieren obtener una rentabilidad a través del uso responsable de su capital. La forma de hacerlo es sencilla a través de Helvetia Inversión Sostenible, en el que la exposición a renta variable será como máximo del 50 por ciento, mientras que no hay límite a la exposición a renta fija, pública o privada.

Además, otra característica propia de estos fondos es que se trata de inversiones sólidas, ya que los fondos sostenibles han puesto de manifiesto ser menos volátiles ante los mercados que otros productos financieros. Así, en la actual crisis económica derivada del Covid-19, los fondos sostenibles han demostrado su resiliencia y rentabilidad. Buena prueba de ello es que, a pesar de la caída que sufrieron las Bolsas al inicio de la crisis, el fondo de inversión socialmente responsable de GVC Gaesco ISR, perteneciente a la gestora española GVC Gaesco, a través del que opera Helvetia Inversión Sostenible, ha recuperado íntegramente la rentabilidad hasta el punto de estar ya en positivo, obteniendo la máxima calificación según la empresa estadounidense de servicios financieros Morningstar, por haber logrado los mejores retornos en los últimos años. En este sentido, desde su creación, en noviembre de 2014, ha obtenido un crecimiento de un 4,5 por ciento anualizado.

¿A qué se deben estos resultados? Principalmente, a la naturaleza en sí de estos fondos cuya inversión suele centrarse en compañías tecnológicas, que tienen poca huella de carbono y han funcionado muy bien en Bolsa.

En los últimos años, las inversiones socialmente responsables (ISR) han experimentado un crecimiento significativo, poniendo de manifiesto que la sostenibilidad no está reñida con la rentabilidad. Los últimos estudios han demostrado que tener en cuenta criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo no sólo no mengua los rendimientos, sino que los aumenta.

Ante una realidad cambiante, la sostenibilidad no es una moda o una tendencia, convirtiéndose en una necesidad. Por este motivo, con este lanzamiento, Helvetia Seguros continúa avanzando en su estrategia de Responsabilidad Corporativa al incorporar este nuevo fondo a su catálogo de productos sostenibles afianzando así su compromiso con la sociedad y con la protección del medioambiente.