Los exámenes de recuperación de ESO y Bachillerato se adelantarán de septiembre a junio en Andalucía

La asignatura de Educación para la Ciudadanía pasará a tercero de Primaria y la segunda Lengua Extranjera se impartirá en el tercer ciclo, es decir, en quinto y en sexto

Un grupo de alumnos realiza tareas en el interior de un aulaJesús Hellín / Europa Press Europa Press

Hay novedades para los alumnos andaluces de cuarto de Secundaria y de segundo de Bachillerato, es decir, para los que abrochan etapa educativa: la evaluación extraordinaria de septiembre, la recuperación, se adelantará a junio a partir de este curso.

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer modificar los tres decretos por los que se establecían los currículos de esas dos fases y de Primaria, lo que permitirá la modificación con la que se pretende, en el caso de la Secundaria, «mejorar los procesos de admisión» del alumnado «para los estudios de ciclos formativos de grado medio», según adelantó el portavoz del Ejecutivo autonómico y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo; y en el de Bachillerato, facilitar su incorporación a los «estudios superiores».

Por lo que respecta a la Primaria, y según apuntaron luego desde la Consejería de Educación y Deporte que capitanea Javier Imbroda, se han reorganizado la oferta y los tiempos escolares de estas enseñanzas con un propósito: «Ampliar el horario de áreas consideradas tanto troncales como específicas» y pasar al tercer curso «la impartición de la materia de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos». La nueva norma también determinará las áreas del bloque de asignaturas específicas que el alumno debe superar en cada uno de los cursos de esta etapa –Educación Física, Religión o Valores Sociales y Cívicos y Educación Artística–. A lo expuesto se suma que la segunda Lengua Extranjera se impartirá en el tercer ciclo, es decir, en quinto y en sexto de Primaria. Si bien, en el caso de que los estudiantes «presenten dificultades de aprendizaje en la adquisición de la competencia en comunicación lingüística, podrán cursar en lugar de la segunda Lengua Extranjera, un programa de refuerzo del área de Lengua Castellana y Literatura», según precisaron desde el departamento que comanda Imbroda en una nota.

Por otro lado, el centro docente podrá distribuir una parte del horario lectivo considerado de libre configuración autonómica «al refuerzo de las troncales, ampliación de áreas específicas, de diseño propio y realización de actividades de acción tutorial», en virtud de su autonomía.

El portavoz del Ejecutivo autonómico garantizó que todo se ha hecho en un proceso en el que ha habido «comunicación» y un «diálogo constante» con la comunidad educativa porque «la educación» de los hijos «merece que las cosas se hagan por consenso».