Detienen a nueve personas en Cádiz por legalizar de forma fraudulenta a ciudadanos marroquíes

Los acusados se ofrecían para convertirse en parejas de hecho falsas previo pago de tres mil euros

Imagen de archivo de la Policía Nacional POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha detenido a nueve personas tras detectar en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) siete casos de parejas de hecho falsas que se habían formalizado, previo pago de tres mil euros, para regularizar la situación de inmigrantes marroquíes en España, ha informado hoy la Policía.

La investigación se inició el pasado mes de octubre cuando la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía pidió a la Policía que comprobara sus sospechas de fraude en la inscripción en su registro de una pareja de hecho de Sanlúcar de Barrameda, sobre la que existían dudas de su convivencia.

Al investigar este caso, la Policía descubrió la existencia de un grupo organizado asentado en la localidad gaditana que se dedicaba delictivamente a la legalización en España de ciudadanos marroquíes en situación irregular.

Los miembros de la organización utilizaban como modus operandi a vecinos de Sanlúcar, hombres y mujeres, a los que ofrecían 3.000 euros por convertirse en parejas de hecho de inmigrantes.

Para ello, primero los inmigrantes se inscribían en Padrón Municipal de la localidad, bien en las casas de los ciudadanos españoles que se iban a convertir en sus simuladas parejas de hecho o en otras.

Una vez cumplido este requisito, se inscribían en el Registro de Parejas de Hecho de la Comunidad Autónoma de Andalucía, después de pasar el trámite de una entrevista que preparaban previamente para tener una historia común de sus lazos como pareja.

Con ello, el ciudadano marroquí podía ya acudir a la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz y solicitar una Tarjeta de residencia de familiar de la Unión Europea con validez de tres años, prorrogables.

Las pesquisas policiales, que continúan abiertas, han detectado de momento a siete parejas ficticias y ha detenido a nueve de sus componentes.

El cabecilla del grupo que gestionaba todas las “gestiones” aún no ha sido detenido, según fuentes policiales.

La investigación ha sido realizada por la Unidad contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (U.C.R.I.F.) adscrita a la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto Real.