El PSOE-A pedirá la “suspensión temporal” de Hernández (Vox) como diputado tras sus “insultos”

Bosquet resta importancia a la actitud del partido de Abascal: “Hemos hablado cordialmente”

El portavoz del Grupo Parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, exigiendo la palabra en la Cámara autonómicaJulio Mu�ozEFE

El Grupo Socialista tiene previsto registrar este próximo lunes en el Parlamento andaluz una iniciativa para solicitar la “reprobación pública y la suspensión en el ejercicio de sus funciones” como diputado del portavoz de Vox en la Cámara autonómica, Alejandro Hernández, por “el espectáculo lamentable e inaceptable y los insultos que profirió en el Pleno” este jueves “contra la presidenta” del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), y “el conjunto de la Cámara”.

Así lo ha anunciado el portavoz parlamentario del PSOE-A, José Fiscal, este viernes en una comparecencia telemática en la que ha explicado que el Grupo Socialista va a sustentar su petición de suspensión temporal de las funciones de diputado de Hernández en el artículo 101.4 del Reglamento del Parlamento, que recoge esa posibilidad de suspender a un parlamentario de todos o algunos de sus derechos “cuando atentase de modo grave, en el ejercicio de sus funciones, al decoro parlamentario”.

El portavoz socialista ha tachado el comportamiento del portavoz de Vox de “falta de respeto imperdonable hacia toda la Cámara andaluza y, por tanto, hacia la ciudadanía que está en ella representada”, y ha aseverado que “no se pueden tolerar” en el Parlamento “actuaciones de este tipo, insultantes y agresivas” como la que, en su opinión, protagonizó este jueves Alejandro Hernández cuando pidió de forma airada la palabra en el Pleno después de que la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, acusara al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de haberse “abrazado a los herederos del franquismo”, en alusión a Vox y a su pacto con el Gobierno andaluz de PP y Cs para aprobar los Presupuestos.

Por su parte, la presidenta del Parlamento ha quitado importancia a la actitud del portavoz de Vox y ha señalado que habló con él tras el incidente en “tono cordial” y que “no hacen falta las disculpas”.

Bosquet, en una entrevista en Canal Sur Radio, ha considerado que “no es necesario” que Hernández pida disculpas ni privadas ni públicas y que “no hay que darle excesiva importancia porque es lo que está ocurriendo a diario en cualquier Parlamento”.

Hernández interrumpió en el debate del pleno entre el presidente Juanma Moreno y Susana Díaz, cuando ésta afirmó que los dirigentes de Vox son los “herederos del franquismo”, momento en el que de manera imperativa el portavoz de Vox exigió el uso de la palabra que la presidenta le negó.

Ostensiblemente enojado Hernández exclamó: ¡No me ningunee, no me ningunee!” “A la porra, a tomar por culo, hombre”, y abandono el salón de plenos.

La presidenta ha explicado en la entrevista que ya ha hablado con Hernández y que ambos han aclarado el incidente en una conversación que se desarrolló en un “tono muy cordial”, por lo que ha acotado: “Borrón y cuenta nueva”.

Según ha precisado, Vox volverá a la actividad parlamentaria normal aunque ayer, después de la polémica, decidió abandonar el pleno de la Cámara autonómica.

Pese a que da por resuelto el incidente, la presidenta ha criticado en términos generales los discursos de los políticos en los parlamentos que se basan en los insultos, estrategia - ha dicho- que hace un “flaco favor” a los representantes públicos.

“El discurso de atacar al contrario es el discurso fácil, porque para insultar todos valemos. Lo difícil es construir. Creo que con la que está cayendo los ciudadanos se avergüenzan de nosotros y con toda la razón”, ha expuesto Bosquet.

Por su parte, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, ha manifestado este viernes que poner a Vox “al mismo nivel que Bildu es una canallada”.

En declaraciones a Canal Sur Televisión (CSTV), recogidas por Europa Press, Ana Beltrán se ha referido al crispado debate que se vivió ayer en el Parlamento andaluz cuando el presidente de la Junta, Juanma Moreno, criticó que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya “pactado con Bildu”, mientras que la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, le reprochó que él haya pactado los Presupuestos andaluces de 2021 con Vox, los “herederos del franquismo”.

“Que se ponga al mismo nivel a Bildu y a Vox es una canallada”, según ha dicho la dirigente popular, quien ha indicado que lo grave ya no es esa comparación, sino que el presidente del Gobierno “pacte con un partido que sigue amparando y no condena los asesinatos, secuestros y extorsiones” de ETA.

Ha insistido en que el Gobierno de Sánchez ha traspasado todas las “líneas rojas” que puede traspasar un Ejecutivo y ha hecho de la “mentira su hoja de ruta”.

De otro lado, Beltrán se ha referido a la aprobación ayer en el Congreso de la Lomloe, la nueva ley de educación, apuntando que el PP no va a consentir que se “ponga en marcha” y acudirá al Tribunal Constitución y a Tribunal de la Unión Europea. Ha indicado además que en las comunidades gobernadas por el PP se pondrán en marcha todos los mecanismos posibles para que todas las medidas “lesivas” que contempla no se puedan aplicar.

Ha recalcado que la Lomloe “ataca directamente la libertad de los padres para educar a sus hijos” y también supone dar un “golpe mortal a la educación concertada, a la especial y a la diferenciada”, y a castellano como lengua vehicular en toda España.

Según Beltrán, se trata de una ley “ideologizada, sectaria y que tiene la mano de la extrema izquierda” de Pablo Iglesias.