Andalucía, primera comunidad que aprueba sus Presupuestos para 2021

Con los votos de PP-A, Cs y Vox y el rechazo de PSOE y Adelante

El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo (d), conversa con el consejero de Hacienda, Juan Bravo (i), al inicio del pleno del Parlamento de Andalucía
El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo (d), conversa con el consejero de Hacienda, Juan Bravo (i), al inicio del pleno del Parlamento de AndalucíaRaúl CaroEFE

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha aprobado este miércoles los Presupuestos de la comunidad autónoma para 2021, que tienen una dotación de 40.188 millones de euros, con los votos de PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox, mientras que PSOE y Adelante Andalucía los han rechazado. Andalucía se convierte en la primera comunidad autónoma en contar con sus cuentas para el próximo ejercicio.

Durante la votación de las distintas secciones del presupuesto, fue rechazada la de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, por 57 votos en contra (PSOE-A, Adelante y diputados no adscritos) y 51 a favor (PP-A, Ciudadanos y Vox), ya que hubo un error con siete votos de los escaños populares que emitieron un voto negativo. Todas las secciones del Presupuesto, correspondientes a las consejerías, fueron apoyadas por PP-A, Cs y Vox, y rechazadas por Adelante y PSOE-A.

Las enmiendas a los Presupuestos que se mantuvieron para este debate final ascendían a 583, de las que 155 eran del PSOE-A; 20, de Vox; 283, de Adelante Andalucía, y 125 de diputados no adscritos. Se han aceptado cinco de Adelante Andalucía (a las consejerías de Turismo, de Educación, de Transformación Económica, de Salud y de Igualdad), dos del PSOE-A (a las consejerías de Agricultura y de Igualdad), y cinco de Vox (a la Consejería de Cultura), todas ellas con transaccionales.

Como se recordará, durante la tramitación del Presupuesto en comisión, ya quedaron incorporadas al texto las 36 enmiendas conjuntas de PP-A y Ciudadanos, 27 enmiendas de Vox, una de Adelante y otra de un diputado no adscrito.

Con motivo del debate de la exposición de motivos del Presupuesto, el último que se desarrolla, los grupos han aprovechado este miércoles para hacer una valoración global de los Presupuestos. Así, el diputado del PSOE-A Antonio Ramírez de Arellano ha insistido en señalar que “este no es el Presupuesto que Andalucía necesita para superar la dura crisis que estamos padeciendo” desde que se desencadenó la pandemia de la Covid-19 y que “tiene visos de continuar” durante los próximos meses.

En cambio, la presidenta del Grupo Popular, Loles López, ha agradecido el papel de quienes van a permitir que Andalucía vaya a ser “la primera comunidad autónoma en tener un Presupuesto para 2021”, así como ha destacado que se van a aceptar enmiendas “de todos los grupos políticos”.

El diputado de Cs Julio Díaz ha defendido que lo más importante” ahora es que “en Andalucía hay estabilidad” y unos Presupuestos “históricos” que “fortalecen el Estado del bienestar y las políticas públicas”, así como presentan “una decidida vocación naranja de estimular la economía” andaluza.

Por su parte, el portavoz de Vox en la Cámara, Alejandro Hernández, ha valorado los “dos objetivos fundamentales que se vienen a definir” en estos Presupuestos, que son “la lucha directa contra la crisis sanitaria, económica y social” actual, y “facilitar la adaptación de la economía andaluza a un futuro escenario postpandemia”.

Finalmente, la portavoz parlamentaria de Adelante, Inmaculada Nieto, ha reiterado que estos Presupuestos “quedan muy por debajo de lo que Andalucía necesita” por “decisión política” del propio Gobierno de la Junta, que ha aprobado unas cuentas “excesivamente prudentes”, según ha opinado.

Sanidad, Educación y Políticas Sociales son las áreas prioritarias de las cuentas, como viene sucediendo en los dos presupuestos anteriores (2019 y 2020), al concentrar el 55,9% del presupuesto total (22.470,76 millones). La dotación para la política de sanidad alcanza en 2021 su máximo histórico, con 11.566,6 millones de euros, incrementando esta partida en 716 millones, un 6,6% más que en 2020.

En materia de educación, los fondos destinados se incrementan un 7% respecto a 2020, hasta sumar una cifra sin precedentes, 8.322,1 millones de euros, que ha permitido aumentar la plantilla en este curso y situarla por encima de 109.000 docentes. La política de dependencia y atención a mayores se ha erigido también en pilar prioritario para el Gobierno andaluz, de modo que la partida destinada crece en 93 millones, un 6,2% más, hasta los 1.609 millones.

La inversión es la otra gran apuesta de estos presupuestos, y es por ello que las operaciones de capital (Capítulo VI y VII) alcanzan los 3.991,4 millones de euros, la mayor dotación de los últimos 8 años, de los cuales el 54,6% se corresponden con transferencias de capital por importe de 2.178,5 millones de euros, mientras que las inversiones directas de la Junta de Andalucía suponen casi 1.813 millones de euros, un 18,6% más que el ejercicio anterior. De este modo, el esfuerzo inversor va a aumentar en 254,8 millones de euros, un 6,8% más.

El gasto no financiero (aquel que se destina a las políticas una vez descontada la amortización de la deuda) experimenta un importante aumento del 6,5% y se eleva hasta los 35.669,4 millones (2.164 millones más que en 2020), con el fin de afrontar la actual situación de crisis sanitaria y retomar la senda de crecimiento de la economía. Por su parte, el gasto financiero se reduce como consecuencia de un menor vencimiento de deuda previsto para el ejercicio.