Detenidas 63 personas por inmigración irregular y trata de seres humanos en 2020 en Almería

Se llevaron a cabo 25 operaciones y se puso a disposición judicial a 33 presuntos “pateristas”

Agentes de la Policía Nacional mientras liberaban a varias mujeres de un prostíbulo
Agentes de la Policía Nacional mientras liberaban a varias mujeres de un prostíbuloPOLICÍA DE ALMERÍA POLICÍA DE ALMERÍA

La Policía Nacional detuvo durante 2020 en Almería a 63 personas en 25 operaciones realizadas contra las redes de inmigración irregular y la trata de seres humanos. La Comisaría de Almería ha informado en una nota de que a lo largo del año pasado los policías especialistas en materia de extranjería han puesto a disposición judicial a un total de 33 presuntos “pateristas” con el apoyo de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex).

A esas 33 personas se les imputan delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros “al haber obtenido beneficios siendo transportistas de personas a través del mar Mediterráneo, poniendo en la mayoría de los casos en peligro la vida de estas personas, debido fundamentalmente al mal estado de conservación de las embarcaciones utilizadas”.

Por otro lado, los agentes dedicados a la desarticulación de redes de inmigración irregular y la trata de seres humanos, han culminado 25 investigaciones contra los grupos criminales especializados en estas materias. Nombres como “Minotauro”, “Ginebra”, “Lealtad”, “Cereza”, “Sagro”, “Trópico” o “Chicharón”, fueron los utilizados para denominar las operaciones que concluyeron con la detención y puesta a disposición judicial de 63 personas, 51 por delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y 12 por delitos de trata de seres humanos y prostitución.

Una treintena de mujeres liberadas

También han resultado de especial relevancia las inspecciones llevadas a cabo por la Policía Nacional en 62 clubes de alterne de la provincia, en los que fueron liberadas 30 mujeres que estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución en contra de su voluntad. Un “nutrido grupo” de detenidos, 41 en concreto, lo fueron por haber cometido delitos relativos al fraude de la Seguridad Social, por el cobro indebido de prestaciones de desempleo o invalidez, sin contar con el tiempo mínimo de carencia necesario para ello, obteniendo los mismos en fraude de ley.

Las 44 inspecciones en explotaciones agrarias y otros establecimientos de la provincia de Almería han culminado con el arresto de 55 personas por carecer de los requisitos de permanencia o estancia legal en España, o al constarle en vigor reclamaciones policiales o judiciales.